DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO – 03/07/2022

Destacado

Primera lectura: Isaías 66, 10-14c

Festejad a Jerusalén, gozad con ella, todos los que la amáis; alegraos de su alegría, los que por ella llevasteis luto; mamaréis a sus pechos y os saciaréis de sus consuelos, y apurareis las delicias de sus ubres abundantes. Porque así dice el Señor: «Yo haré derivar hacia ella, como un río, la paz, como un torrente en crecida, las riquezas de la naciones. Llevarán en brazos a sus criaturas y sobre las rodillas las acariciarán; como un niño a quien su madre consuela, así os consolaré yo, y en Jerusalén seréis consolados. Al verlo, se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos florecerán como un prado, se manifestará a sus siervos la mano del Señor.»

Salmo 15

R/. Aclamad al Señor, tierra entera.

Aclamad al Señor, tierra entera; tocad en honor de su nombre, cantad himnos a su gloria. Decid a Dios: «¡Qué temibles son tus obras!.» R/.

Que se postre ante ti la tierra entera, que toquen en tu honor, que toquen para tu nombre. Venid a ver las obras de Dios, sus temibles proezas en favor de los hombres. R/.

Transformó el mar en tierra firme, a pie atravesaron el río. Alegrémonos en él, que con su poder gobierna eternamente. R/.

Los que teméis a Dios, venid a escuchar, os contaré lo que ha hecho conmigo. Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica, ni me retiró a su favor. R/.

Segunda lectura: Gálatas 6,14-18

Hermanos:

Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por lo cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo. Pues lo que cuenta no es la circuncisión ni la incircuncisión, sino la nueva criatura. La paz y la misericordia de Dios vengan sobre todos los que se ajustan a esta norma; también sobre el Israel de Dios. En adelante que nadie me moleste, pues yo llevo en mi cuerpo las marcas de Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vuestro espíritu, hermanos. Amén.

Evangelio: Lucas 10,1-12.17-20

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos, y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía:

-La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os envío como corderos en medio de lobos.

No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa». Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan: porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: «El reino de Dios ha llegado a vosotros». Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: «Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado». Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad.

Los setenta y dos volvieron con alegría diciendo:

-Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.

Él les dijo:

-Estaba viendo a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado el poder de pisotear serpientes y escorpiones y todo poder del enemigo, y nada os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.

Reflexión.

Lucas cuenta la elección de los colaboradores de Jesús. El Señor les encomienda la misión de sanar, curar, liberar de todo tipo de enfermedades. Para realizar dicha misión, se requiere dedicación y entrega. De hecho, él les dio algunas instrucciones prácticas para no desviarse de la misión encomendada. Al final del relato, se dice que los discípulos volvieron contentos por el trabajo realizado.

Los discípulos de Jesús tienen que presenciar la misión del Maestro. Jesús era consciente de lo difícil y complicado de esta tarea. Pero también sabía que no es imposible llevarla a cabo. Un verdadero enviado de Cristo, un misionero por vocación, no debe perder de vista que es el Señor el que le envía. Un misionero no está solo, siempre está el Señor que le acompaña y anima en esta labor.

Señor, tú eres el dueño de nuestra misión. Ayúdanos a llevar a cabo esta tarea. Somos conscientes de que sin ti no somos nadie. Contando con tu ayuda y protección todo será posible.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO – 26/06/2022

Destacado

Primera lectura: 1 Reyes 49,16b.19-21

En aquellos días, el Señor dijo a Elías en el monte Horeb:

-Unge profeta sucesor tuyo a Eliseo, hijo de Safat, de Abel Mejolá.

Partió Elías de allí y encontró a Eliseo, hijo de Safat, quien se hallaba arando. Frente a él tenía doce yuntas; él estaba con la duodécima. Pasó Elías a su lado y le echó su mano encima. Entonces Eliseo abandonó los bueyes y echó a correr tras Elías, diciendo:

-Déjame ir a despedir a mi padre y a mi madre y te seguiré.

Elías le respondió:

-Anda y vuélvete, pues ¿qué te he hecho?

Eliseo volvió atrás, tomó la yunta de bueyes y los ofreció en sacrificio. con el yugo de los bueyes asó la carne y la entregó al pueblo para que comiera. Luego se levantó, siguió a Elías y se puso a su servicio.

Salmo 15

R/. Tú eres, Señor, el lote de mi heredad.

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti. Yo sigo al Señor: «Tú eres mi Dios». El Señor es el lote de mi heredad y mi copa, mi suerte está en tu mano. R/.

Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R/.

Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa esperanzada. Porque no me abandonarás en la región de los muertos ni dejaras a tu fiel ver la corrupción. R/.

Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha. R/.

Segunda lectura: Gálatas 5,1.13-18

Hermanos:

Para la libertad nos ha liberado Cristo. Manteneos, pues, firmes, y no dejéis que vuelvan a someteros a yugos de esclavitud. Vosotros, hermanos, habéis sido llamados a la libertad; ahora bien, no utilicéis la libertad como estímulo para la carne; al contrario, sed esclavos unos de otros por amor. Porque toda la ley se cumple en una sola frase, que es: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo». Pero, cuidado, pues mordiéndoos y devorándoos unos a otros acabaréis por destruiros mutuamente. Frente a ello, yo os digo: caminad según el Espíritu y no realizareis los deseos de la carne; pues la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne; efectivamente, hay entre ellos un antagonismo tal que no hacéis lo que quisierais. Pero si sois conducidos por el Espíritu, no estáis bajo la ley

Evangelio: Lucas 9,51-62

Cuando se completaron los días en qu eiba a ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delate de él. Puestos en camino, entraron en una aldea de samaritanos para hacer los preparativos. Pero no lo recibieron, porqu su apecto era el de uno que caminaba hacia Jerusalén. Al ver esto, Santiago y Juanj, discípulos suyos, le dijeron:

-Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo que acabe con ellos?

El se volvió y los regaño. Y se encaminaron hacia otra aldea. Mientras iban de camino, le dijo uno:

-Te seguiré adondequiera que vayas.

Jesús le respondió:

-Las zorras tienen madrigueras, y los pájaros del cielo nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.

A otro le dijo:

-Sígueme.

El respondió:

-Señor , déjame primero ir a enterrar a mi padre.

Le contesto:

-Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios.

Otro le dijo:

-Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de los de mi casa.

Jesús le contestó:

-Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás vale para el reino de Dios.

Reflexión.

El evangelio de este domingo consta de dos perícopas. Cada una de ellas (y toda loa sección que concluye en 19,27) ofrecen lecciones sobre el discipulado para que podamos perfilar nuestro seguimiento de Jesús. La primera de ellas señala el modo incorrecto de ser mensajeros de Cristo; deseas el mal a quienes no acogen el mensaje proclamado. La segunda perícopa está unificada por la triple repetición de verbo «seguir», término técnico de discipulado en los sinópticos.

Cada uno de nosotros estamos animados por el noble deseo de seguir a Jesús. Y quizá somos como aquel discípulo que le pide: «Señor, primero…». Y el Señor nos sigue respondiendo con serenidad que nada hay más importante, nada más prioritario, que los compromisos que se derivan del seguimiento. En dicho seguimiento no vale el voluntarismo ciego, ni otras obligaciones, ni mirar hacia atrás en vez de hacia delante.

Señor, que me llamas a ir detrás de ti sin seguridades, que me invitas a caminar a la intemperie, déjame escuchar siempre de nuevo tu voz. Luego, iré a decir a todos que tú eres la libertad, la felicidad, la verdadera paz. Déjame escuchar tu voz.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

CORPUS CHRISTI – 19/06/2022

Destacado

Primera lectura: Génesis 14,18-20

En aquellos días, Melquisedec, rey de Salén, sacerdote del Dios altísimo, sacó pan y vino, y le bendijo diciendo:

-Bendito sea Abrán por el Dios altísimo, creador de cielo y tierra; bendito sea el Dios altísimo, que te ha entregado tus enemigos. Y Abrán le dio el diezmo de todo.

Salmo 109

R/. Tu eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.

Oráculo del Señor a mi Señor: «Siéntate a mi derecha, y haré de tus enemigos estrado de tus pies» R/.

Desde Sion extenderá el Señor el poder de tu cetro: somete en la batalla a tus enemigos. R/.

«Eres príncipe desde el día de tu nacimiento, entre esplendores sagrados; yo mismo te engendré desde el seno, antes de la aurora». R/.

El señor lo ha jurado y no se arrepiente: «Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec». R/.

Segunda lectura: 1Corintios 11,23-26

Hermanos:

Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido: que el Señor Jesús, en la noche en que iba a ser entregado, tomó pan y, pronunciando la Acción de Gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía» Lo mismo hizo con le cáliz, después de cenar, diciendo: «Este cáliz es la nueva alianza en mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía». Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva.

Evangelio: Lucas 9,11b-17

En aquel tiempo, Jesús hablaba a la gente del reino y sanaba a los que tenían necesidad de curación. El día comenzaba a declinar. Entonces, acercándose los Doce, le dijeron:

-Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.

Él les contestó:

-Dadles vosotros de comer.

Ellos replicaron:

-No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para toda esta gente.

Porque eran uno cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos:

-Haced que se sienten en grupos de unos cincuenta cada uno. Lo hicieron así y dispusieron que se sentaran todos. Entonces, tomando él los cinco panes y los dos peces y alzando la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los iba dando a los discípulos para qu se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y recogieron lo que les había sobrado: doce cestos de trozos.

Reflexión.

En la celebración de la fiesta del Corpus Christi, la lectura de la multiplicación de los panes es una advertencia acerca de la necesidad de multiplicar el pan en todas sus dimensiones. También el pan material. La eucaristía quedó para siempre unida a la vida. En este contexto, afirmaba san Juan Crisóstomo: «No pensemos que basta para nuestra salvación presentar al altar un cáliz de oro y pedrería después de haber despojado a viudas y huérfanos. ¿Quieren de verdad honrar el cuerpo de Cristo? No consientan que esté desnudo. No lo honren en el templo con vestidos de seda y fuera le dejen perecer de frío y desnudez».

El relato de la distribución del pan no es ser solo cosa del pasado, sin relación con el presente. La gente continúa teniendo hambre. Y Jesús continúa llamando a sus discípulos hoy para que se conviertan en mediadores entre él y el Maestro para saciarlo: «Dadles vosotros de comer». Solo así distribuiremos el verdadero alimento para la totalidad de la vida, que necesita saciarse en plenitud.

Gracias, Señor, porque te has dado como pan y vino nutriéndonos así con tu amor. Gracias porque la vida eucarística me lleva a una vida de entrega y disponibilidad para los demás. Gracias por tu cuerpo entregado y tu sangre derramada para la salvación de todos, mostrándome el auténtico camino del discipulado misionero. Gracias por darme tu amor y la capacidad de compartirlo.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

PENTECOSTÉS – 05/06/2022

Destacado

Primera lectura: Hechos 2,1-11

Al cumplirse el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente, se produjo desde el cielo un estruendo, como de viento que soplaba fuertemente, y llenó toda la casa donde se encontraban sentados. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se dividían, posándose encima de cada uno de ellos. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía manifestarse.

Residían entonces en Jerusalén judíos devotos venidos de todos los pueblo que hay bajo el cielo Al oirse este ruido, acudió l multitud y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua. Estaban todos estupefactos y admirados, diciendo:

-¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿cómo es que cada uno de nosotros los oímos hablar en nuestra lengua nativa? Entre nosotros hay partos, medos, elamitas y habitantes de Mesopotamia, de Judea y Capadocia, del Ponto y Asia, de Frigia y Panfilia, de Egipto y de la zona de Libia que limita con Cirene; hay ciudadanos romanos forasteros, tanto judíos como prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las grandezas de Dios en nuestra propia lengua.

Salmo 103

R/. Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra.

Bendice, alma mía, al Señor: ¡Dios mío, qué grande eres! Cuántas son tus obras, Señor; la tierra está llena de tus criaturas. R/.

Les retiras el aliento, y expiran y vuelven a ser polvo; envías tu espíritu, y los creas, y repueblas la faz de la tierra. R/.

Gloria a Dios para siempre, goce el Señor con sus obras; que le sea agradable mí poema, y yo me alegraré con el Señor.. R/.

Segunda lectura: 1Corintios 12,3b-7.12-13

Hermanos:

Nadie puede decir: «¡Jesús es Señor!» sino por el Espçiritu Santo. Y hay diversidad de carismas, pero un mismo Espíirtu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de actuaciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. Pero a cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para el bien común.

Pues lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Pues todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.

Evangelio: Juan 20,19-23

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

-Paz a vosotros

Y, diciendo esto, les enseño las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Y dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:

-Recibid el Espíritu Santo; a quien les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

Reflexión.

Dos versiones del Nuevo Testamento nos acercan al misterio de Pentecostés. El texto lucano de Hechos de los Apóstoles lo presenta como una manifestación de Dios que impulsa el testimonio de la fe. Según el cuarto evangelio, el mismo Jesús resucitado, inconfundible por las señales propias del crucificado en las manos y el costado, es quien exhala sobre los discípulos su aliento y su Espíritu, haciéndoles testigos de la paz, de la alegría y del perdón en el mundo.

El Espíritu se derrama hoy sobre nosotros, como un día sobre los primeros creyentes en Cristo. Su fuego abrasador nos libra de la pasividad y la indiferencia. Como ruido impetuoso, provoca la denuncia de la corrupción, del interés económico absolutizado. Como fuerte viento, nos arranca del miedo paralizante. El Espíritu nos capacita para seguir hoy los pasos del crucificado-resucitado, para trabajar por la plena dignidad de todos los abandonados del mundo.

Señor Jesús, envía del Padre tu Espíritu. Concede a nuestro corazón el dinamismo del amor inscrito en el interior de cada persona. Danos el don de testimoniarte con los frutos del Espíritu: caridad, gozo, paz, paciencia, longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia, castidad (cf. Gal 5,22-23)

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

ASCENSIÓN DEL SEÑOR – 29/05/2022

Destacado

Primera lectura: Hechos 1,1-11

En mi primer libro, Teófilo, escribí de todo lo que Jesús hizo y enseño desde el comienzo hasta el día en que fue llevado al cielo, después de haber dado instrucciones a los apóstoles que había escogido, movido por el Espíritu Santo. Se les presentó él mismo después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles del reinos de Dios. Una vez que comían juntos, les ordenó que no se alejaran de Jerusalén, sino: «aguardad que se cumpla la promesa del Padre, de la que me habéis oído hablar, porque Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo dentro de no muchos días». Los que se habían reunido, le preguntaron, diciendo:

-Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel?

Les dijo:

-No os toca a vosotros conocer los tiempos o momentosque el Padre ha establecido con su propia autoridad; en cambio, recibiréis la fuerza del Espçiritu Santo que va a venir sobre vosotros y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría y «hasta el confín d ela tierra»

Dicho esto, a la vista de ellos, fue elevado al cielo, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Cuando miraban fijos al cielo, mientras él se iba marchando, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: -Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que ha sido tomado de entre vosotros y llevado al cielo, volverá como lo habéis visto marcharse al cielo.

Salmo 46

R/. Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas.

Pueblos todos, batid las palmas, aclamad a Dios con gritos de júbilo; porque el Señor altísimo es terrible, emperador de toda la tierra. R/.

Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas: tocad para Dios, tocad; tocad para nuestro Rey, tocad. R/.

Porque Dios es el rey del mundo: tocad con maestría. Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su trono sagrado. R/.

Segunda lectura: Efesios 1,17-23

Hermanos:

El Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo, e ilumine los ojos de vuestro corazón para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder en favor de nosotros, los creyentes, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, poder, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no solo en este mundo, sino en el futuro. Y «todo lo puso bajo sus pies», y lo dio a la Iglesia, como Cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que llena todo en todos.

Evangelio: Lucas 24,46-53

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-Así esta escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblo, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto. Mirad, yo voy a enviar sobre vosotros la promesa de mi Padre; vosotros, por vuestra parte, quedaos en la ciudad hasta que os revistáis de la fuerza que viene de los alto.

Y los sacó hasta cerca de Betania y, levantando sus manos, los bendijo. Y mientras los bendecía, se separó de ellos, y fue llevado hacia el cielo. Ellos se postraron ante él y se volvieron a Jerusalén con gran alegría; y estaban siempre en el templo bendiciendo a Dios.

Reflexión.

Lucas, acostumbrado a que su comunidad leyese la Biblia griega de los LXX, enlaza las antiguas profecías bíblicas (pasado) con lo sucedido a Jesús. Morir y resucitar implica que Jesús regresa al seno del Padre (presente). Y el Resucitado confiere una misión a los discípulos, que únicamente podrá llevarse a cabo cuando el Espíritu revista con su fuerza a aquellos que serán enviados (futuro). Numerosos profetas transmitieron mensajes de conversión y perdón de parte de Dios, pero aquellos se referían generalmente al pueblo de Israel. Cristo Resucitado universaliza la llamada a la conversión, superando los límites de Jerusalén (antigua alianza), para transmitirla a todas las naciones (nueva alianza).

¿Qué significa que Jesús ascendió al cielo? Las categorías espaciales no nos permiten comprender adecuadamente este acontecimiento […] «Sentado a la derecha de Dios»: este es el primer significado de la Ascensión. Aunque la expresión sea imaginativa, puesto que Dios no tiene ni derecha ni izquierda, contiene un mensaje cristológico importante: Jesús resucitado entró plenamente, incluso con su humanidad, a formar parte de la gloria divina y, en efecto, para participar en la actividad salvífica de Dios Mismo. (Pablo VI). Las Tres Personas Divinas se comprometen en la tarea de la salvación, y cuentan con nuestra humanidad.

Espíritu de vida, que das carne a los huesos secos y conduces a la humanidad entera hacia el Padre, hazme participar de la gloria a la que el Hijo también me llama. Deseo comenzar encarnado en el aquí y ahora de mis circunstancias, siendo sembrador de vida entre aquellos a quienes la injusticia y miseria mantienen esclavizados. Contigo sé que el reino del Hijo se hará realidad.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 11º: LA CONTINENCIA

¡Oh virginal amador de Jesús, San Antonio! Suplicad para mí la gracia de la continencia en todas las cosas exteriores referentes a los placeres, honras y riquezas, para que prepare a Cristo digna morada en mi corazón.

Miguel de Unamuno, en su diario íntimo, escribió: «He llegado hasta el ateísmo intelectual, hasta imaginar un mundo sin Dios, pero siempre conservé una e oculta en la Virgen María. Llegué a imaginar un poemita de un hijo que abandona la religión materna. Al dejar este hogar del espíritu sale hasta el umbral la Virgen, y allí le despide lloroso, dándole instrucciones para el camino. María es de los misterios, el más dulce. Es la sencillez, la madre, la ternura».

Siete siglos antes, el Santo de Padua, había vestido a la Virgen con los mejores epítetos con se puede vestir a una madre: «Madre de misericordia», «Madre de esperanza para los desamparados», «Madre de la verdad» «La Bienaventurada», «La Virgen bendita» «La Madre de la Iglesia»

Pero había algo en esta Madre bendita que a San Antonio le subyugaba, le atraía de tal forma, que le obligaba a confesarlo en voz alta cuando hablaba a los demás: La HUMILDAD de esta MADRE dulce.

Así escribe en sus sermones:.. «En la humildad de sí misma se proclamó Esclava… De su humildad nació el Ave María llena de gracia…En la humildad de una choza dio a luz a su hijo CRISTO… La Madre de Dios vivió siempre vestida de humildad».

Para leer y entender al Santo de Padua no se puede hacer desde una taumaturgia fácil…, sino saber esconderse tras la vida de este hombre y ver cómo vivió. Solamente así se puede entender lo que dijo y cómo lo expresó

Fr. José Martínez de la Torre, OFMCap

Revista El Santo – Mayo 2022

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

6º DOMINGO DE PASCUA – 22/05/2022

Destacado

Primera lectura: Hechos 15,1-2.22-29

En aquellos días, unos que bajaron de Judea se pusieron a enseñar a los hermanos que, si no se circuncidaban conforme al uso de Moisés, no podrían salvarse. Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más de entre ellos subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre esta controversia. Entonces los apóstoles y los presbíteros con toda la Iglesia acordaron elegir a algunos de ellos para mandarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Eligieron a Judas llamado Barsabás y a Silas, miembros eminentes entre los hermanos, y enviaron por medio de ellos esta carta:

-Los apóstoles y los presbíteros hermanos saludan a los hermanos de Antioquía , Siria y Cilicia provenientes de la gentilidad. Habiéndonos enterado de que algunos de aquí, sin encargo nuestro, os han alborotado con sus palabras, desconcertando vuestros ánimos, hemos decidido, por unanimidad, elegir a algunos y enviároslos con nuestros querido s Bernabé y Pablo, hombres que han entregado su vida al nombre de nuestro Señor Jesucristo. Os mandamos, pues, a Silas y a Judas, que os referirán de palabra lo que sigue: Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables: que os abstengáis de carne sacrificada a los ídolos, de sangre, de animales estrangulados y de uniones ilegítimas. Haréis bien en apartaros de todos esto. Saludos.

Salmo 66

R/. Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Que Dios tenga piedad y nos bendiga, ilumine su rostro sobre nosotros; conozca la tierra tus caminos, todos los pueblos tu salvación. R/.

Que canten de alegría las naciones, porque riges el mundo con justicia y gobiernas las naciones de la tierra. R/.

Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben. Que Dios nos bendiga; que le teman todos los confines de la tierra. R/.

Segunda lectura: Apocalipsis 21,10-14.22-23

El ángel me llevó en espíritu a un monte grande y elevado, y me mostró la ciudad santa de Jerusalén que descendía del cielo, de parte de Dios, y tenía la gloria de Dios; su resplandor era semejante a una piedra muy preciosa, como piedra de jaspe cristalino. Tenía una muralla grande y elevada, tenía doce puertas y sobre las puertas doce ángeles y nombres grabados que son las doce tribus de Israel. Al oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, al poniente tres puertas, y la muralla de la ciudad tenía doce cimientos y sobre ellos los nombres de los doce apóstoles del Cordero.

Y en ella no vi santuario, pues el Señor, Dios todopoderoso, es su santuario, y también el Cordero. Y la ciudad no necesita del sol ni de la luna que la alumbre, pues la gloria del Señor la ilumina, y su lámpara es el cordero.

Evangelio: Juan 14, 23-29

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: «Me voy y vuelvo a vuestro lado». Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis.

Reflexión.

En la despedida previa a la Pasión este pasaje se centra en la entrega a los discípulos de la Paz (eirene, en griego), vocablo que remite al Shalom, en hebreo. siendo judío, Jesús concibe shalom como mucho más que un simple saludo o una mera ausencia de guerra. La paz y el sosiego vinculados al Shalom no aíslan al individuo, sino que lo ponen en relación con los demás. Así, la paz no puede entenderse sin la justicia que la acompaña, porque la justicia y la paz se abrazan y besan (Sal 85,11). El corazón del Padre, de quien todo procede y a quien todo vuelve, rebosa de shalom, y solo en aquellos que acogen esta paz, y se convierten a su ve en transmisores de amor y justicia, hallarán morada en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Para que el interior de cada cristiano se transforme en un remanso de paz, sea cual sea su rol en la Iglesia o estatus social, su vida debe ser conforme a las enseñanzas del Evangelio. No es posible que en las celebraciones litúrgicas nos saludemos deseándonos la paz, dando gracias por lo buenos que somos, y que después nuestra vida privada o pública transite por caminos opuestos a la justicia social, que ignoren el grito de auxilio del necesitado. Afortunadamente no todo depende de nuestra voluntad testaruda y débil. contamos con el Espíritu, que nos va moldeando poco a pco a la voluntad de Dios. Basta con que, por ejemplo, me aplique a la lectura cotidiana de la Biblia. Gota a gota, la Palabra irá fracturando mi corazón de piedra y lo convertirá en una morada trinitaria.

Padre, gracias a las palabras de tu Hijo soy consciente de lo mucho que me falta para abrirte mi corazón. Me comprometo a ser mensajero de su paz y a practicar la justicia.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

4º DOMINGO DE PASCUA – 08/05/2022 – Jesús, el Buen Pastor

Destacado

Primera lectura: Hechos 13,14.43-52

En aquellos días, Pablo y Bernabé continuaron desde Perge y llegaron a Antioquía de Pisidia. El sábado entraron en la sinagoga y tomaron asiento. Muchos judíos y prosélitos adoradores de Dios siguieron a Pablo y Bernabé, que hablaban con ellos exhortándolos a perseverar fieles a la gracia de Dios. El sábado siguiente, casi toda la ciudad acudió a oír la palabra del Señor. Al ver el gentío, los judíos se llenaron de envidia y respondían con blasfemias a las palabras de Pablo. Entonces Pablo y Bernabé dijeron con toda valentía:

-Teníamos que anunciaros primero a vosotros la palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles. Así nos lo ha mandado el Señor: «Yo te he puesto como luz de los gentiles, para que lleves la salvación hasta el confín de la tierra». Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron y alababan la palabra del Señor; y creyeron los que estaban destinados a la vida eterna. La palabra del Señor se iba difundiendo por toda la región. Pero los judíos incitaron a las señoras distinguidas, adoradoras de Dios, y a los principales de la ciudad, provocaron una persecución contra Pablo y Bernabé y los expulsaron de su territorio. estos sacudieron el polvo de sus pies contra ellos y se fueron a Iconio. Los discípulos, por su parte, quedaban llenos de alegría y de Espíritu Santo.

Salmo 99

R/. Nosotros somos su pueblo y ovejas de su rebaño.

Tú tienes palabras de vida eterna

Aclama al Señor, tierra entera, servid al Señor con alegría, entrad en su presencia con vítores. R/.

Sabed que el Señor es Dios: que él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño. R/.

El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades. R/.

Segunda lectura: Apocalipsis 7, 9.14b-17

Yo, Juan, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y uno de los ancianos dijo:

-Estos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero. Por eso están ante el trono de Dios, dándole culto día y noche en su templo. El que se sienta en el trono acampará entre ellos. Ya no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el sol ni el bochorno. Porque el Cordero que está delante del trono los apacentará y los conducirá hacia fuentes de aguas vivas. Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos..

Evangelio: Juan 10, 27-30

En aquel tiempo, dijo Jesús:

-Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Lo que mi Padre me ha dado es más que todas las cosas, y nadie puede arrebatar nada de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno.

Reflexión.

Cristo hace de puente entre el Padre y la humanidad, para lo cual alude a una doble relación: la que mantiene con las personas y también con su Padre. Con respecto a sus seguidores y aquellos a quienes curaba, Jesús acude a una comparación entendible por cualquiera. Todos habían visto o conocían a pastores que se entregaban al máximo por sus ovejas, incluso dando la propia vida. Jesús subraya una relación íntima entre el pastor y las ovejas, que unos llamarán «inhabitación» de Cristo y otros «configuración» con él. La huella que Jesús deja en quienes lo siguen es la misma que el Padre imprimió desde siempre en el Verbo Encarnado: la vida eterna.

Puesto que el Padre y Cristo son uno, aquellos que conformamos la grey del único pastor estamos invitados a superar las divisiones y suspicacias entre los cristianos. Fomentar los separatismos por razón de fe o no luchar por la concordia mundial constituyen un atentado a la esencia misma de la Trinidad, caracterizada por el vínculo mutuo del amor. Y esta reflexión hay que trasladarla también a cualquier ámbito humano, siendo conscientes de que incidir en las divisiones está en el origen de la mayoría de los males que nos causamos mutuamente. Igual que la relaciones Trinitarias son de unidad, nuestras relaciones personales no pueden establecerse desde el supremacismo religioso, étnico o político, sino desde la búsqueda de la concordia y el apoyo de los débiles.

Aunque en ocasiones me venza la tentación de buscar el mando, sé, Jesús, que siempre me hablarás al oído y me darás sosiego para permanecer fiel a tu enseñanza, buscando ser el primero, pero para servir. Deseo reconocer tu voz y convertirme en tu portavoz.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 7º: LA MANSEDUMBRE

¡Oh, humilde y afabilísimo San Antonio! Obtenedme por vuestros méritos aquella mansedumbre que aun a los malos cautiva, y que logre con ella salvarme acompañado de muchos.

REFLEXIÓN:

La reciente guerra de Ucrania ha golpeado nuestro corazón y nuestra conciencia, ha desbaratado nuestro ya maltrecho estado de bienestar, ha dilapidado nuestra esperanza de una vida «normal» ya gravemente afectada por la pandemia. Las imágenes de destrucción y muerte nos retrotraen a tiempos pasados que creíamos superados. Ante esta realidad no podemos sucumbir al lamento, al desaliento, a la tristeza o a la depresión. Como dice Pedro Casaldáliga «Cuanto más difíciles son los tiempos, más fuerte debe ser la esperanza» Es cierto que ni tú, ni yo vamos a parar esta guerra. Sin embargo, urge que los cristianos nos convirtamos en abanderados de la esperanza y en constructores de la paz..

¿Y por dónde empezamos? El primer paso para convertirnos en hacedores de paz es pacificar nuestro corazón, experimentarla dentro de nosotros mismos. Para ello necesitaremos momentos para la lectura, la meditación, hacer un poco de introspección, hasta acabar en la oración, pidiéndole a Dios ayuda, porque seguramente solos no llegaremos al objetivo. debemos desear ardientemente la paz.

Con un interior pacificado y anhelante de paz estableceremos relaciones con nuestra familia, con nuestros compañeros de trabajo, con las personas en general, más sosegadas.

En el andamiaje de la construcción de la paz son muy importantes la amabilidad, el derroche de la paciencia, aún en situaciones incompresibles; debemos practicar la empatía, ponernos en el lugar del otro, entendiendo sus limitaciones y sus miedos. Y sobre todo, el perdón resulta ser decisivo. En definitiva, todos estos valores no son, sino expresiones diversas de amor. Así lo expresa el Papa Francisco: «La paz sin amor, sin amistad, sin tolerancia y sin perdón no es posible».

Sin duda estos pasos no son fáciles, exigen constancia. Los hombres y mujeres de estos tiempos somos más corredores de corta distancia que de maratón. estamos acostumbrados a un bienestar, a todos los niveles, a golpe de botón, de un interruptor, una llamada, pero no a luchar denodadamente por un objetivo o cosa.

Os animo y me animo a convertirnos en instrumentos de paz. Nuestro camino tiene mucho que ver con una hermosa reflexión de M. Gandhi. «Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos porque se convertirán en tu destino«.

Mª Elena Pérez Marín – Constructores de Paz

Revista El Santo – Mayo 2022

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

3º DOMINGO DE PASCUA – 01/05/2022 – S. José Obrero

Destacado

Primera lectura: Hechos 5,27b-32.40b-41

En aquellos días, el sumo sacerdote interrogó a los apóstoles, diciendo:

-¿No os habíamos ordenado formalmente no enseñar en ese Nombre? En cambio, habéis llenado Jerusalén con vuestras enseñanza y queréis hacernos responsables de la sangre de ese hombre.

Pedro y los apóstoles replicaron:

-Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quine vosotros matasteis, colgándolo de un madero. Dios lo ha exaltado con su diestra, haciéndolo jefe y salvador, para otorgar a Israel la conversión y el perdón de los pecados. Testigos de esto somos nosotros y el Espíritu Santo, que Dios da a los que lo obedecen.

Prohibieron a los apóstoles hablar en nombre de Jesús, y los soltaron. Ellos, pues, salieron del Sanedrín contentos de haber merecido aquel ultraje por el Nombre.

Salmo 29

R/. Te ensalzaré, Señor, porque me has librado.

Tú tienes palabras de vida eterna

Te ensalzaré, Señor, porque me has librado y no has dejado que mis enemigos se rían de mí. Señor, sacaste mi vida del abismo, me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa. R/.

Tañed para el Señor, fieles suyos, celebrad el recuerdo de su nombre santo; su cólera dura un instante; su bondad, de por vida; al a tardecer nos visita el llanto; por la mañana, el júbilo. R/.

Escucha, Señor, y ten piedad de mí; Señor, socórreme. Cambiaste mi luto en danzas. Señor, Dios mío, te daré gracias por siempre. R/.

Segunda lectura: Apocalipsis 5, 11-14

Yo, Juan, miré, y escuché la voz de muchos ángeles alrededor del trono, de los vivientes y de los ancianos, y eran miles de miles, miríadas de miríadas, y decían con voz potente:

-Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honro, la gloria y la alabanza.

Y escuché a todas las criaturas que hay en el cielo, en la tierra, bajo la tierra, en el mar -todo cuanto hay en ellos-, que decían:-Al que está sentado en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos.

Y los cuatro vivientes respondían:

-Amén.

Y los ancianos se postraron y adoraron.

Evangelio: Juan 21, 1-19

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, apodado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea; los Zebedeos y otros dos discípulos suyos, Simón Pedro les dice:

-Me voy a pescar.

Ellos contestan:

-Vamos también nosotros contigo.

Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice:

-Muchachos, ¿tenéis pescado?.

Ellos contestaron:

-No.

Él les dice:

-Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis..

La echaron, y no podían sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo a quien Jesús amaba le dice a Pedro.

-Es el Señor.

Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos doscientos codos, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice:

-Vamos, almorzad.

Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos después de resucitar de entre los muertos. Después de comer, dice Jesús a Simón Pedro:

– Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?

Sígueme

Él le contesta:

-Sí, Señor, tú sabes que te quiero.

Jesús le dice:

-Apacienta mis corderos.

Por segunda vez le pregunta:

-Simón, hijo de Juan, ¿me amas?

Él le contesta:

-Sí, Señor, tú sabes que te quiero.

Él le dice:

-Pastorea mis ovejas.

Por tercera vez le pregunta:

-Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?

Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez:

-¿Me quieres?

Y le contestó:

-Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.

Jesús le dice:

-Apacienta mis ovejas. En verdad, en verdad te digo: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.

Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.

Dicho esto, añadió:

-Sígueme.

Reflexión.

Juan ubica a los discípulos en un contexto misionero. Salieron a pescar a oscuras, porque, cuando los discípulos se adentraron en el lago, aún era de noche. Si la luz, que es Jesús, no se puede trabajar (ver Jn. 9,4-5). Y la prueba será que la pesca resultó infructuosa. Por el contrario, cuando Jesús les dirigió el mandato misionero de echar las redes, esta vez ya de día, consiguieron llenarlas de manera insólita. Solo entonces reconocieron a Jesús. Al igual que en la tumba, el discípulo amado reconoció la presencia misteriosa del Maestro, y será Pedro, a la cabeza del grupo, quien se lance el primero a seguirlo, marcando al resto del grupo el camino de la evangelización que les aguarda.

Aquel grupo de siete discípulos se reunían en torno a Pedro, figura que jugará un papel clave en el futuro desarrollo de la Iglesia. Sus sucesores, con sus debilidades y fortalezas inherentes a cualquier ser humano, ha dirigido el pueblo de Dios, peregrino en la tierra. El papa Francisco, preocupado por actualizar el mandato misionero de Cristo en el continente americano, nos escribió: «El camino continúa, y la tarea misionera, si quiere desarrollar una Iglesia con rostro amazónico, necesita crecer en una cultura del encuentro hacia una pluriforme armonía. Pero para que sea posible esta encarnación de la Iglesia y del Evangelio debe resonar, una y otra vez, el gran anuncio misionero» (Querida Amazonía 61)

Señor, sin tu compañía me resultaría imposible ser tu mensajero y mi trabajo carecería de sentido. Por mí mismo poco o nada pesco. Pero, con tu cercanía, ningún reto me amedrenta. Necesito beber día y noche de tu Palabra y encarnarla en cada situación en la que me encuentre. Gracias por seguir a mi lado.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 7º: LA BENIGNIDAD

¡Oh, soberano y suavísimo San Antonio! Alcanzadme una santa benignidad para con mis prójimos, a fin de que no quiera otras armas contra mis enemigos más que orar por ellos y hacerlos bien.

REFLEXIÓN:

Aprendamos de San José, de su silencio y de su amor ante las pruebas a las que nos va enfrentando la vida. Y el tiempo que intentamos acomodar nuestra vida a la suya, demos gracias desde lo mas hondo de nuestro ser a Dios.

Tenemos un grandioso ejemplo para que nada nos asuste. Y ese es el padre de Jesús, el esposo de la Virgen, el hombre que aceptó en silencio lo que seguramente no comprendió a la primera, lo que le debió de provocar muchas preguntas que aceptó con fe. Él se fió de Dios y acepto sin rechistar su papel.

Aceptemos el nuestro de su misma manera, o sea, fiándonos plenamente del Señor porque cuanto más nos alejemos nosotros, más busca el Señor nuestra mano, nuestro ser. Es padre, sabe del abrazo. Ahí está la parábola del Hijo pródigo. Por tanto, no hay por qué temer a los virus ni a los que tratan de destruir nuestra fe y a la Iglesia, con sutiles medios a su alcance. Fuimos bautizados para hacer del camino propio una ofrenda que bendiga su nombre. Y, por tanto, nada de lo que suceda aquí abajo debe alejarnos de nuestro deseo de servir a los demás con los muchos o los pocos talentos que trajimos al mundo. No podemos desmoralizarnos por los ataques a la fe, al amor, a la familia. todo lo contrario, fomentemos nuestro amor al prójimo con la oración, porque allí donde no llegan nuestros brazos ni nuestra voz, llega la suplica al Altísimo por la paz y por tantas y tantas necesidades que se ven y se palpan a diario. Hay millones de personas que sufren toda clase de calamidad. Y cómo podemos declararnos creyentes sin pedir sin tregua ni pausa por ellas.

¡Vamos, vamos!

Seamos como una nueva primavera. Renovemos lo que de mejor y más humano hay en nosotros, y rechacemos el pesimismo, el desaliento, la queja. Tenemos, ya digo, el mejor ejemplo en San José y traigo a colación como punto final una frase del Papa Francisco al comenzar su pontificado en el 2013. «En los Evangelios, San José aparece como un hombre fuerte y valiente, trabajador, pero en su alma se percibe una gran ternura, que no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario».

Donata Bustamante (Periodista)

Revista El Santo – Marzo 2022

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

2º DOMINGO DE PASCUA – 24/04/2022

Destacado

Primera lectura: Hechos 5,12-16

Por mano de los apóstoles se realizaban muchos signos y prodigios en medio del pueblo. Todos se reunían con un mismo espíritu en el pórtico de Salomón; los demás no se atrevían a juntárseles, aunque la gente se hacía lenguas de ellos; más aún, crecía el número de los creyentes, una multitud tanto de hombres como de mujeres, que se adherían al Señor. La gente sacaba los enfermosa las plazas, y los ponía en catres y camillas, para que, al pasar Pedro, su sombra, por lo menos, cayera sobre alguno. Acudía incluso mucha gente de las ciudades cercanas a Jerusalén, llevando a enfermos y poseídos de espíritu inmundo, y todos eran curados.

Salmo 117

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

Tú tienes palabras de vida eterna

Diga la casa de Israel: eterna es su misericordia. Diga la casa de Aarón: eterna es su misericordia. Digan los fieles del Señor: eterna es su misericordia. R/.

La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente. Este es el día que hizo el Señor: sea nuestra alegría y nuestro gozo. R/.

Señor, danos la salvación; Señor, danos prosperidad. Bendito el que viene en nombre del Señor, os bendecimos desde la casa del Señor. El Señor es Dios, él nos ilumina. R/.

Segunda lectura: Apocalipsis 1,9-11a.12-13.17-19

Yo, Juan, vuestro hermano y compañero en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús, estaba desterrado en la isla llamada Patmos a causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. El día del Señor fui arrebatado en espíritu y escuché detrás de mí una voz potente como de trompeta que decía:

-Lo que estás viviendo, escríbelo en un libro y envíalo a las siete iglesias.

Me volví para ver la voz que hablaba conmigo, y, vuelto, vi siete candelabros de oro, y en medio de los candelabros como un Hijo de hombre, vestido de una túnica talar, y ceñido el pecho con un cinturón de oro. Cuando lo vi, caí a sus pies como muerto. Pero él puso su mano derecha sobre mí, diciéndome:

-No temas; yo soy el Primero y el Último, el Viviente; estuve muerto, pero ya ves: vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del abismo. Escribe, pues, lo que estás viendo: lo que es y lo que ha de suceder después de esto.

Evangelio: Juan 20, 19-31

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

-Paz a vosotros.

Y, diciendo esto, les enseño las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:

-Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:

-Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:

-Hemos visto al Señor.

Pero él les contestó:

-Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.

A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:

-Paz a vosotros.

Luego dijo a Tomás:

-Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

Contestó Tomás:

– ¡Señor mío y Dios mío!

Jesús le dijo:

-¿Porque me has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto. Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos han sido escritos para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

Reflexión.

El evangelio de este domingo relata dos manifestaciones de Jesús resucitado con un intervalo de ocho días, coincidiendo ambas en domingo. El primero de los relatos subraya los dones de la Pascua: paz, alegría, Espíritu Santo. La segunda narración señala el proceso de fe de Tomás, el discípulo que , como muchos otros, tenía dificultades para creer en la resurrección del Señor. Cristo mismo se hace presente y le pide tres cosas: escuchar la palabra de Dios, dar testimonio de ella y formar parte de la comunidad.

El Señor resucitado continúa haciéndose presente hoy entre nosotros. Nos da su paz, la alegría definitiva, nos regala su Espíritu y nos envía para que seamos sus testigos. El testimonio de Tomás, el discípulo independiente, es una llamada de atención para nosotros. Porque es necesario vivir el discipulado misionero y los dones que Dios nos regala para ello en comunidad creyente; vivirlos en la escucha de la Palabra, en el pan recordado, compartido y hecho vida.

Señor mío y Dios mío, te experimento vivo, caminando a mi lado, conversando en mis hermanos, haciéndote pan y vino. Señor mío y Dios mío, ¡tantas personas no advierten tu compañía! ¡Tantos hombres y mujeres necesitan una mano amiga, un pedazo de pan, una copa compartida! Danos comunidades fuertes, valientes, comprometidas en la causa de resucitar la dignidad de cada hermano, Señor mío y Dios mío.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 6º: LA BONDAD

¡Oh, dadivoso bienhechor, San Antonio! Dignaos extender la dulce virtud de la bondad hacia mí, para que no me contente con la justicia aparente, sino que sea bueno de verdad ante Dios y los hombres, según El desea.

REFLEXIÓN:

Tal vez tengamos el peligro de repetir un lenguaje que en otras épocas resultó muy acertado pero tal vez hoy quienes lo escuchan no entienden nada o entienden «otra cosa«. Hay quien dice que puede ocurrir que nuestro lenguaje, queriendo defender los grandes principios oculte los verdaderos problemas. Muchas veces, al hablar desde afirmaciones universales y genéricas tenemos el peligro de perder de vista a las personas concretas, que hacen lo que pueden en sus vidas y en ese hacer lo que pueden buscan a Dios.

Si la terea de la Iglesia es transmitir el Evangelio, evangelizar, ha de ser capaz de llegar a la vida real de las personas y ser capaz de ofrecer luz y sentido a esas situaciones personales en las que se encuentran los que reciben el evangelio. El evangelio de Juan nos recuerda que «quien se ama a sí mismo, se pierde» (Jn 12,25). Lo propio del amor cristiano es la referencia al otro.

Me gusto una imagen que explica la misión de la Iglesia. La nuestra ha de ser una «Iglesia lunar». San Ambrosio utilizaba esta imagen para dar a entender que, del mismo modo que la luna recibe toda su luz del sol y la refleja durante la noche, así la misión de la Iglesia está en irradiar la luz de Cristo en la noche del mundo de los hombres y hacer posible la esperanza. La Iglesia no existe en función de sí misma, sino de Cristo y en función del mundo al que debe servir mediante el testimonio del Evangelio.

La Iglesia es luz, pero como la luz de la luna. La luz de las gentes no es la Iglesia, sino Cristo. Si la Iglesia es luz es porque la recibe y no se la queda en sí misma, sino que la refleja hacia fuera de ella.

Fr. Benjamín Echeverría, OFMCap.

Revista El Santo – Febrero 2022

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DOMINGO DE RAMOS – 10/04/2022

Destacado

Primera lectura: Isaías 50,4-7

El Señor Dios me ha dado una lengua de discípulo; para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído; para que escuche como los discípulos.

El Señor Dios me abrió el oído; yo no resistí ni me eché atrás. Ofrecí la espalda a los que me golpeaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no escondí el rostro ante ultrajes y salivazos. El Señor Dios me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado.

Salmo 21

R/. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Tú tienes palabras de vida eterna

Al verme, se burlan de mí, hacen visajes, menean la cabeza: «Acudió al Señor, que lo ponga a salvo; que lo libre si tanto lo quiere». R/.

Me acorrala una jauría de mastines, me cerca una banda de malhechores; me taladran las manos y los pies, puedo contar mis huesos. R/.

Se reparten mi ropa, echan a suerte mi túnica. Pero tú, Señor, no te quedes lejos; fuerza mía, ven corriendo a ayudarme. R/.

Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. «Los que teméis al Señor, alabadlo; linaje de Jacob, glorificadlo; temedlo, linaje de Israel.» R/.

Segunda lectura: Filipenses 2,6-11

Cristo Jesús, siendo condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios; al contrario, se despojó de sí mismo tomando la condición de esclavo, hecho semejante a los hombres. Y así, reconocido como hombre por su presencia, se humillo a sí mismo, hecho obediente hasta la muerte y una muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó sobre todo y le concedió el Nombre-sobre-todo-nombre; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Evangelio: Lucas 22,14-23,56

Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa y los apóstoles con él y les dijo:

-Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer, porque os digo que ya no volveré a comer hasta que se cumpla en el reino de Dios.

Y, tomando un cáliz, después de pronunciar la acción de gracias, dijo:

-Tomad esto, repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé desde ahora del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios.

Y, tomando pan, después de pronunciar la acción de gracias, lo partió y se lo dio diciendo:

-Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.

Después de cenar, hizo lo mismo con el cáliz diciendo:

-Este cáliz es la nueva alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros. Pero mirad: la mano del que me entrega está conmigo, en la mesa. Porque el Hijo del hombre se va, según lo establecido; pero ¡ay de aquel hombre por quien es entregado!

Ellos empezaron a preguntarse unos a otros sobre quién de ellos podría ser el que iba a hacer eso. Se produjo también un altercado a propósito de quién de ellos debía ser tenido como el mayor. Pero él les dijo:

-Los reyes de las naciones las dominan, y los que ejercen la autoridad se hacen llamar bienhechores. Vosotros no hagáis así, sino que el mayor entre vosotros se ha de hacer como el menor, y el que gobierna, como el que sirve. Porque ¿quién es más, el que está a la mesa o el que sirve? ¿Verdad que el que está a la mesa? Pues yo estoy en medio de vosotros como el que sirve. Vosotros sois los que habéis perseverado conmigo en mis pruebas, y yo preparo para vosotros el reino como me lo preparó mi Padre a mí, de forma que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. Simón, Simón, mira que Satanás os ha reclamado para cribaros como trigo. Pero yo he pedido por ti, para que tu fe no se apague. Y tú, cuando te hayas convertido, confirma a tus hermanos.

Él le dijo:

-Señor, contigo estoy dispuesto a ir incluso a la cárcel y a la muerte. Pero él le dijo:

-Te digo, Pedro, que no cantará hoy el gallo antes de que tres veces hayas negado conocerme.

Y les dijo:

-Cuando os envié sin bolsa, ni alforja, ni sandalias, ¿os faltó algo? Dijeron:

– Nada.

Jesús añadió:

-Pero ahora, el que tenga bolsa, que la lleve consigo, lo mismo la alforja; y el que no tenga espada, que venda su manto y compre una. Porque os digo que es necesario que se cumpla en mí lo que está escrito: «Fue contado entre los pecadores», pues lo que se refiere a mí toca a su fin.

Ellos dijeron: -Señor, aquí hay dos espadas.

Él les dijo: -Basta

Salió y se encaminó, como de costumbre, al monte de los Olivos, y lo siguieron los discípulos. Al llegar al sitio, les dijo:

-Orad, para no caer en tentación.

Y se apartó de ellos como un tiro de piedra y, arrodillado, oraba diciendo: -Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya.

Y se le apareció un ángel del cielo, que lo confortaba. En medio de su angustia, oraba con más intensidad. Y le entró un sudor que caía hasta el suelo como si fueran gotas espesas de sangre. Y, levantándose de la oración, fue hacia sus discípulos, los encontró dormidos por la tristeza, y les dijo:

-¿Por qué dormís? Levantaos y orad, para no caer en tentación. Todavía estaba hablando, cuando apareció una turba; iba a la cabeza el llamado Judas, uno de los Doce. Y se acercó a besar a Jesús.

Jesús le dijo: -Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del hombre? Viendo los que estaban con él lo que iba a pasar, dijeron: -Señor, ¿herimos con la espada?

Y uno de ellos hirió al criado del sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha. Jesús intervino diciendo: -Dejadlo, basta.

Y, tocando la oreja, lo curó. Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los oficiales del templo, y a los ancianos que habían venido contra él: -¿Habéis salido con espadas y palos en busca de un bandido? Estando a diario en el templo con vosotros, no me prendisteis. Pero esta es vuestra hora y la del poder de las tinieblas. Después de prenderlo, se lo llevaron y lo hicieron entrar en casa del sumo sacerdote. Pedro lo seguía desde lejos. Ellos encendieron fuego en medio del patio, se sentaron alrededor, y Pedro estaba sentado entre ellos. Al verlo una criada sentado junto a la lumbre, se lo quedó mirando y dijo: -También este estaba con él.

Pero él lo negó diciendo: -No lo conozco, mujer.

Poco después, lo vio otro y le dijo: -Tú también eres uno de ellos.

Pero Pedro replicó: -Hombre, no lo soy.

Y pasada cosa de una hora, otro insistía diciendo: -Sin duda, este también estaba con él, porque es galileo.

Pedro dijo: -Hombre, no sé de qué me hablas.

Y enseguida, estando todavía él hablando, cantó un gallo. El Señor, volviéndose, le echo una mirada a Pedro, y Pedro se acordó de la palabra que el Señor le había dicho: «Antes de que cante hoy el gallo, me negarás tres veces». Y saliendo afuera, lloró amargamente. Y los hombres que tenían preso a Jesús se burlaban de él, dándole golpes. Y, tapándole la cara, le preguntaban diciendo: -Haz de profeta: ¿quién te ha pegado?

Y proferían contra él otros muchos insultos.

Lo hicieron comparecer ante su Sanedrín

Cuando se hizo de día, se reunió el senado del pueblo, o sea, sumos sacerdotes y escribas, y, haciéndole comparecer ante su Sanedrín, le dijeron:

—«Si tú eres el Mesías, dínoslo».

Él les contesto:

—«Si os lo digo, no lo vais a creer; y si os pregunto, no me vais a responder.

Desde ahora, el Hijo del hombre estará sentado a la derecha de Dios todopoderoso».

Dijeron todos:

—«Entonces, ¿tú eres el Hijo de Dios?».

Él les contestó:

—«Vosotros lo decís, yo lo soy».

Ellos dijeron:

-«¿Qué necesidad tenemos ya de testimonios? Nosotros mismos lo hemos oído de su boca».

Se levantó toda la asamblea, y llevaron a Jesús a presencia de Pilato.

No encuentro ninguna culpa en este hombre

Y se pusieron a acusarlo, diciendo:

—«Hemos comprobado que éste anda amotinando a nuestra nación, y oponiéndose a que se paguen tributos al César, y diciendo que él es el Mesías rey».

Pilato preguntó a Jesús:

—«¿Eres tú el rey de los judíos?».

Él le contestó:

—«Tú lo dices».

Pilato dijo a los sumos sacerdotes y a la gente:

—«No encuentro ninguna culpa en este hombre».

Ellos insistían con más fuerza, diciendo:

—«Solivianta al pueblo enseñando por toda Judea, desde Galilea hasta aquí».

Pilato, al oírlo, preguntó si era galileo; y, al enterarse que era de la jurisdicción de Herodes, se lo remitió. Herodes estaba precisamente en Jerusalén por aquellos días.

Herodes, con su escolta, lo trató con desprecio

Herodes, al ver a Jesús, se puso muy contento; pues hacía bastante tiempo que quería verlo, porque oía hablar de él y esperaba verle hacer algún milagro. Le hizo un interrogatorio bastante largo; pero él no le contestó ni palabra.

Estaban allí los sumos sacerdotes y los escribas acusándolo con ahínco.

Herodes, con su escolta, lo trató con desprecio y se burló de él; y, poniéndole una vestidura blanca, se lo remitió a Pilato. Aquel mismo día se hicieron amigos Herodes y Pilato, porque antes se llevaban muy mal.

Pilato entregó a Jesús a su arbitrio

Pilato, convocando a los sumos sacerdotes, a las autoridades y al pueblo, les dijo:

—«Me habéis traído a este hombre, alegando que alborota al pueblo; y resulta que yo lo he interrogado delante de vosotros, y no he encontrado en este hombre ninguna de las culpas que le imputáis; ni Herodes tampoco, porque nos lo ha remitido: ya veis que nada digno de muerte se le ha probado. Así que le daré un escarmiento y lo soltaré».

Por la fiesta tenía que soltarles a uno. Ellos vociferaron en masa, diciendo:

—«¡Fuera ése! Suéltanos a Barrabás».

A éste lo habían metido en la cárcel por una revuelta acaecida en la ciudad y un homicidio.

Pilato volvió a dirigirles la palabra con intención de soltar a Jesús. Pero ellos seguían gritando:

—«¡Crucifícalo, crucifícalo!».

Él les dijo por tercera vez:

—«Pues, ¿qué mal ha hecho éste? No he encontrado en él ningún delito que merezca la muerte. Así es que le daré un escarmiento y lo soltaré».

Ellos se le echaban encima, pidiendo a gritos que lo crucificara; e iba creciendo el griterío.

Pilato decidió que se cumpliera su petición: soltó al que le pedían (al que había metido en la cárcel por revuelta y homicidio), y a Jesús se lo entregó a su arbitrio.


Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí

Mientras lo conducían, echaron mano de un cierto Simón de Cirene, que volvía del campo, y le cargaron la cruz, para que la llevase detrás de Jesús.

Lo seguía un gran gentío del pueblo, y de mujeres que se daban golpes y lanzaban lamentos por él.

Jesús se volvió hacia ellas y les dijo:

—«Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos, porque mirad que llegará el día en que dirán: «Dichosas las estériles y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado». Entonces empezarán a decirles a los montes: «Desplomaos sobre nosotros», y a las colinas: «Sepultadnos»; porque, si así tratan al leño verde, ¿qué pasara con el seco?».

Conducían también a otros dos malhechores para ajusticiarlos con él.

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen

Y, cuando llegaron al lugar llamado «La Calavera», lo crucificaron allí, a él y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.

Jesús decía:

—«Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen».

Y se repartieron sus ropas, echándolas a suerte.

Éste es el rey de los judíos

El pueblo estaba mirando.

Las autoridades le hacían muecas, diciendo:

—«A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido».

Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo:

—«Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo».

Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: «Éste es el rey de los judíos».

Hoy estarás conmigo en el paraíso

Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo:

—«¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros».

Pero el otro le increpaba:

—«¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada».

  Y decía:

—«Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino».

Jesús le respondió:

—«Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso».

Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu

Era ya eso de mediodía, y vinieron las tinieblas sobre toda la región, hasta la media tarde; porque se oscureció el sol. El velo del templo se rasgó por medio. Y Jesús, clamando con voz potente, dijo:

—«Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu».

Y, dicho esto, expiró.

Todos se arrodillan, y se hace una pausa.

El centurión, al ver lo que pasaba, daba gloria a Dios, diciendo:

—«Realmente, este hombre era justo».

Toda la muchedumbre que había acudido a este espectáculo, habiendo visto lo que ocurría, se volvía dándose golpes de pecho.

Todos sus conocidos se mantenían a distancia, y lo mismo las mujeres que lo habían seguido desde Galilea y que estaban mirando.

José colocó el cuerpo de Jesús en un sepulcro excavado

Un hombre llamado José, que era senador, hombre bueno y honrado (que no había votado a favor de la decisión y del crimen de ellos), que era natural de Arimatea, pueblo de Judea, y que aguardaba el reino de Dios, acudió a Pilato a pedirle el cuerpo de Jesús. Y, bajándolo, lo envolvió en una sábana y lo colocó en un sepulcro excavado en la roca, donde no habían puesto a nadie todavía.

Era el día de la Preparación y rayaba el sábado. Las mujeres que lo habían acompañado desde Galilea fueron detrás a examinar el sepulcro y cómo colocaban su cuerpo. A la vuelta, prepararon aromas y ungüentos. Y el sábado guardaron reposo, conforme al mandamiento.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 4º: LA PACIENCIA

¡Oh, sacrificado siervo del Altísimo, San Antonio! Conseguidme por vuestros ruegos la paciencia que necesito para llevar la cruz de mis obligaciones, la cual me abra las puertas del cielo.

REFLEXIÓN:

La paciencia es lo contrario a la resignación

Lunes, 12 de febrero de 2018 – Papa Francisco

Fuente:  L’Osservatore Romano, ed. sem. en lengua española, n. 8, viernes 23 de febrero de 2018.

«Nuestros hermanos perseguidos en Oriente Medio, expulsados por ser cristianos —y a ellos les importa mucho ser cristianos— han “entrado en paciencia” como el Señor» en el momento de su pasión: con este pensamiento a los que están viviendo en su piel el drama de la persecución, el Papa celebró el lunes por la mañana, 12 de febrero, la misa en Santa Marta. Un pensamiento acompañado de un consejo espiritual muy práctico: vivir «el gran gozo». Porque cuando se cede a la impaciencia y se eleva la voz, es necesario recordar sobre todo la «paciencia que Dios tiene con nosotros»; o pensar en esos «padres que acogen a hijos discapacitados o enfermos con una paciencia» que es exactamente lo contrario a la «resignación». «El apóstol Santiago nos dice que es “gran gozo” cuando sufrimos toda clase de pruebas» hizo notar inmediatamente Francisco refiriéndose, precisamente, al pasaje de la carta de Santiago (1, 1-11): «sabiendo que la calidad probada de vuestra fe produce la paciencia en el sufrimiento; pero la paciencia ha de ir acompañada de obras perfectas para que seáis perfectos e íntegros sin que dejéis nada por hacer. Si alguno de vosotros está a falta de sabiduría —y se entiende de paciencia también— que la pida a Dios». Para Santiago, afirmó el Papa, «gran gozo» es «cuando sufrís toda clase de prueba». Y, reiteró el Pontífice, «el apóstol repite la última de las bienaventuranzas en el elenco de Mateo: “Beatos vosotros cuando os insulten, cuando os persigan y digan toda clase de cosa contra vosotros por causa mía”. Beatos. “Beatos vosotros”». Por lo tanto, «“gran gozo cuando sufrís toda clase de prueba”, sabiendo que aquella fe, en la prueba, produce paciencia».

«No es fácil entender —reconoció el Papa— lo que es la paciencia, lo que es ser paciente en la vida, lo que significa ser paciente frente a las pruebas: podemos decir que la paciencia no es un comportamiento de los derrotados, la paciencia cristiana no va por el camino de la derrota, es otra cosa». Por eso, explicó Francisco, «los que piensan que tener paciencia es llevar en la vida una derrota se equivocan y en vez de paciencia tienen resignación». Y tal vez dicen: «en la lotería de la vida me ha tocado esto y lo llevo adelante». Pero «eso no es paciencia, eso es resignación» insistió el Pontífice. Y «de la resignación no habla el apóstol, habla de la paciencia».

«La paciencia es una virtud de la gente que está en marcha, no de aquellos que están cerrados, quietos» hizo notar el Papa. Y «cuando se está en camino suceden tantas cosas que no siempre son buenas: a mí me dice mucho sobre la paciencia como virtud en el camino el comportamiento de los padres cuando llega un hijo enfermo o discapacitado, nace así» y ellos dicen «“¡pero gracias a Dios que está vivo!”: estos son los pacientes».

Y «llevando toda la vida a aquel hijo con amor, hasta el final: no es fácil llevar durante años y años y años a un hijo discapacitado, un hijo enfermo; pero la alegría de tener ese hijo les da a ellos la fuerza de ir adelante. Y esto es paciencia, no es resignación: es decir, es la virtud que viene cuando uno está en marcha».

«En su etimología —explicó Francisco— la palabra significa “llevar arriba”, “llevar sobre los hombros”». Un comportamiento que «cansa, es cierto: pero el paciente lleva hacia arriba, no deja el problema, no deja el límite, no deja el sufrimiento, lo lleva hacia arriba» y lo hace incluso «con gozo, alegría, “gran gozo”, dice el apóstol».

Paciencia, por lo tanto «significa “llevar arriba” y no confiar a otro que lleve el problema, que lleve la dificultad: “La llevo yo, esta es mi dificultad, es mi problema. ¿Me hace sufrir? ¡Claro! Pero lo llevo”». Paciencia es por lo tanto «llevar arriba». Y «paciencia» —continuó el Pontífice en su meditación— es también la sabiduría de saber dialogar con el límite: hay tantos límites en la vida pero el impaciente no los quiere, los ignora porque no sabe dialogar con los límites». Tal vez «hay alguna fantasía de omnipotencia o de pereza, no sabemos». En cambio, «el paciente sabe dialogar con los límites: la paciencia es una beatitud, es la virtud de aquellos que caminan, no de los quietos o cerrados; es soportar, llevar a los hombros las cosas no agradables de la vida. También las pruebas; es capacidad de dialogar con los límites».

«La paciencia no es un consejo que da el apóstol a nosotros cristianos» dijo el Pontífice. «Si nosotros miramos la historia de la salvación —explicó— podemos ver la paciencia de Dios, de Dios Padre, nuestro Padre: cuanta paciencia con este pueblo testarudo, con este pueblo que no sabía reconocer las cosas buenas y que, cuando se aburría, olvidaba a Dios y hacía un ídolo e iba de una parte a otra». Pero «el Señor con paciencia lo condujo, lo llevó adelante». Y «podemos también hacer el parangón», relanzó Francisco, con «la paciencia que Dios tiene conmigo, cada uno de nosotros: la paciencia de Dios al acompañar, al esperar los tiempos».

«Nos hará bien pensar que nosotros tenemos un Padre que es paciente con nosotros» sugirió el Papa. Y «después este Dios, al final, envía a su Hijo para “entrar en paciencia”: Jesús “entra en paciencia”, sobre todo en la pasión». En su Evangelio, «Lucas dice que el Señor fue decididamente hacia Jerusalén: la decisión de tomar la misión, “entró en paciencia”: sufrió».

Ciertamente, reconoció Francisco, «no es fácil “entrar en paciencia”. Y aquí pienso en nuestros hermanos perseguidos en Oriente Medio, expulsados por ser cristianos y a ellos les importa mucho ser cristianos: han “entrado en paciencia” como el Señor ha “entrado en paciencia”». «Con estas ideas —concluyó el Pontífice— tal vez podemos hoy rezar por nuestro pueblo: “Señor, da a tu pueblo paciencia para llevar arriba las pruebas”».

Y «también rezar por nosotros: tantas veces somos impacientes, cuando algo no funciona, reprendemos». Pero he aquí la sugerencia de Francisco: «Detente un poco, piensa en la paciencia de Dios Padre, “entra en paciencia” como Jesús». Por eso es necesario pedir al Señor la paciencia que «es una bella virtud».

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DOMINGO: V DE CUARESMA – 03/04/2022

Destacado

Primera lectura: Isaías 43,16-21

Esto dice el Señor, que abrió camino aen el mar y una senda en las aguas impetuosas; que sacó a baalla carros y caballos, la tropa y los héroes: caían para no levantarse, se apagaron como mecha que se extingue.

«No recordéis lo de antaño, no penséis en lo antiguo; mirad que realizo algo nuevo; ya está brotando, ¿no lo notáis? Abriré un camino en el desierto, corrientes en el yermo. Me glorificaran las bestias salvajes, chacales y avestruces, porque pondré agua en el desierto, corrientes en la estepa, para dar de beber a mi pueblo elegido, a este pueblo que me he formado para que proclame mi alabanza»

Salmo 125

R/. El Señor ha estado grande con nosotors, y estamos alegres.

Tú tienes palabras de vida eterna

Cuando el Señor hizo volver a los cautivos de Sion, nos parecía soñar: la boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares. R/.

Hasta los gentiles decían: «El Señor ha estado grande con ellos» El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres. R/.

Recoge, Señor, a nuestros cautivos como los torrentes del Negueb. Los que sembraran con lágrimas cosechan entre cantares R/.

Al ir, iba llorando, llevando la semilla; al volver, vuelve cantando, trayendo sus gavillas. R/.

Segunda lectura: Filipenses 3,8-14

Hermanos:

Todo lo considero pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo perdí todo, y todo lo considero basura con tal de ganar a Cristo y ser hallado en él, no con una justicia mía, la de la ley, sino con la que viene de la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios y se apoya en la fe. Todo para conocerlo a él, y la fuerza de su resurrección, y la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte, con la esperanza de llegar a la resurrección de entre los muertos. No es que ya lo haya conseguido o que ya sea perfecto: yo lo persigo, a ver si lo alcanzo como yo he sido alcanzado por Cristo. Hermanos, yo no pienso haber conseguido el premio. Solo busco una cosa: olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, hacia el premio, al cual me llama Dios desde arriba en Cristo Jesús.

Evangelio: Juan 8,1-

En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo, y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba. Los escribas y los fariseos le trae una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron:

-Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?

Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo.

Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporo y les dijo:

-El que esté sin pecado, qe le tire la primera piedra.

E inclinandose otra vez, siguió escibiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, y se quedo solo Jesús, con la mujer en medio, que seguía allí delante. Jesús se incorpró y lele preguntó:

-Mujer, ¿dónde esta´na tus acuasdores?; ¿ninguno te ha condenado?

Ellas constesto:

-Ninguno, Señor.

Jesús dijo:

– Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.

REFLEXIÓN

El discurso de Jesús queda interrumpido por un grupo de adversarios que buscan desacreditarlo ante el pueblo y comprometerlo con las autoridades para así poder acabar con él. Le preguntan si hay que aplicar la lapidación a las adúlteras. Si desautoriza la ley de Moisés, se desacredita ante e pueblo, y si dicta sentencia capital contra la pecadora, se arroga un derecho que los romanos se habían reservado. Jesús accede a pronunciar sentencia, pero no contra la mujer sino contra cada uno de los acusadores, desenmascarándolos. La mujer, ante Jesús, recibe el perdón y con él la paz del corazón.

¡Con que facilidad tiramos piedras a los demás! A veces somos como aquellos adversarios, hipócritas, que necesitan alguien que los confronte consigo mismos. Seguramente juzgar nuestro propio pecado es el camino para descubrir que lo que muchas personas necesitan no es la condena, sino que alguien los ayude y les ofrezca una posibilidad de rehabilitación. Porque con frecuencia un corazón misericordioso, unos ojos limpios y una mano amiga logran más que muchos toneles llenos de vinagre.

Al mirar en oración el rostro de Jesús lleno de perdón, de amor y de misericordia, recordamos a tantas personas que padecen exclusión, que son discriminadas y marginadas. Pedimos para nosotros mismos un corazón nuevo que sienta y viva desde el perdón que recibe del mismo Dios.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 3º: LA PAZ

¡Oh, pacificador de pueblos y ciudades, San Antonio! Conseguid para mí y para los míos la paz, que vino a traer Jesús a la tierra, y que me otorgue en esta y en la otra vida los derechos de Hijo de Dios.

REFLEXIÓN:

 Cuando uno se encuentra con un franciscano, religioso o seglar, su saludo es: «Paz y Bien». Algunos lo consideran un saludo tardío; otros opinan que arranca del mismo San Francisco.

          Una de las primeras biografías de San Francisco nos transmite que tanto Francisco como sus compañeros basaban su pedagogía de pacificación en la verdadera paz con uno mismo y con la fraternidad, con el grupo, transmitiendo serenidad y alegría contagiosa. Decía Francisco: «La paz que proclamáis con la boca, debéis tenerla desbordante en vuestros corazones, de tal manera que por vuestra paz y mansedumbre invitéis a todos a la paz y a la benignidad».

          El mismo Francisco, en su Testamento, recuerda algunos valores que el Señor, dador de todo bien, le ha regalado, y uno de ellos es que encontrándose con la gente les diese este saludo: «El Señor te dé la paz». Así que no solo de camino o por las calles de la ciudad, sino que en cada sermón, antes de comunicar la palabra de Dios e invitar a la conversión, deseaba la paz a los presentes diciendo: «El Señor os dé la paz».

          La paz, fruto de la justicia, abre el camino a la bondad, lluvia fecunda del Dios que es bien, todo bien, sumo bien, y que se concreta entre los hombres en la concordia y la reconciliación. En un mundo de violencia y discordia como el medieval, pero que se prolongan también en nuestro mundo contemporáneo, me agrada recordar que Francisco se sirve de la música, de la poesía y de la experiencia del Dios que es el gozo, nuestra alegría y nuestra riqueza a saciedad, e invita a algunos de sus hermanos a que reúnan al alcalde y al obispo de Asís, que estaban enemistados, y les canten el «Cántico de las criaturas», al que añade una estrofa nueva:

Loado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor

y soportan enfermedad y tribulación.

Bienaventurados aquellos que las sufren en paz,

pues por tí, Altísimos, coronados serán.

Cántico de las criaturas

          El saludo de «Paz y Bien» es una invitación a abrir el corazón a la paz, fuerza interior y principio de renovación y de bien moral y social. Por eso, Francisco pedía a sus hermanos que no quería que se mostrasen tristes y enojados, sino, más bien, gozosos en el Señor, alegres y debidamente agradables. ( Colegio la Purísima Alzira-Valencia)

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DOMINGO: IV DE CUARESMA – 27/03/2022

Destacado

Primera lectura: Josué 5,9a.10-12

En aquellos días, dijo el Señor a Josué:

-Hoy os he quitado de encima el oprobio de Egipto.

Los hijos de Israel acamparon en Guilgal y celebraron allí la Pascua al atardecer del día catorce del mes, en la estepa de Jericó. Al día siguiente a la Pascua, comieron ya de los productos de la tierra: ese día, panes ácimos y espigas tostadas. Y desde ese día en que comenzaron a comer de los productos de la tierra, cesó el maná. Los hijos de Israel ya no tuvieron maná, sino que ya aquel año comieron de la cosecha de la tierra de Canaán.

Salmo 26

R/. Gustad y ved qué bueno es el Señor.

Tú tienes palabras de vida eterna

Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en el Señor: que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor, ensalcemos juntos su nombre. Yo consulté al Señor, y me respondió, me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes, vuestro rostro no se avergonzará. El afligido invocó al Señor, él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R/.

Segunda lectura: 2 Corintios 5, 17-21

Hermanos:

Si alguno está en Cristo es una criatura nueva. Lo viejo ha pasado, ha comenzado lo nuevo. Todo procede de Dios, que nos reconcilió consigo por medio de Cristo y nos encargó el ministerio de la reconciliación. Porque Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin pedirles cuenta de sus pecados, y ha puesto en nosotros el mensaje de la reconciliación. Por eso, nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo exhortara por medio de nosotros. En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios. Al que no conocía el pecado, lo hizo pecado en favor nuestro, para que nosotros llegáramos a ser justicia de Dios en él.

Evangelio: Lucas 15,1-3.11-32

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y pecadores a escucharlo. Y los fariseos y los escribas murmuraban diciendo:

-Ese escoge a los pecadores y come con ellos.

Jesús les dijo esta parábola:

-Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos le dijo a su padre: «Padre, dame la parte que me toca de la fortuna». El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se marchó a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces y se contrató con uno de los ciudadanos de aquel país que lo mandó a sus campos a apacentar cerdos. Deseaba saciarse de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba nada. Recapacitando entonces se dijo: «Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan , mientras yo aquí me muero de hambre. Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros». Se levantó y vino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se lo conmovieron las entrañas; y, echando a correr se le echó al cuello y lo cubrió de besos.

Su hijo le dijo: «Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo». Pero el padre le dijo a sus criados: «Sacad enseguida la mejor túnica y vestídsela; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y sacrificadlo; comamos y celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado». Y empezaron a celebrar el banquete. Su hijo mayor estaba en el campo. cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y la danza, y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. Este le contestó: «Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha sacrificado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud». Él se indignó y no quería entrar, pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Entonces él respondió a su padre: «Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; en cambio, cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado». El padre le dijo: «Hijo, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero era preciso celebra un banquete y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado».

REFLEXIÓN

Es habitual en Jesús ilustrar su mensaje con parábolas. Dos hijos y un padre. Comportamientos diferentes. Se espera reproche y condena por parte del padre y lo que se resalta es su inmensa misericordia. Incompresible la actitud del padre. Los oyentes, una vez más, quedan desconcertados. Jesús con esta parábola invita a los que se creen justos y buenos a que se alegren cuando el hermano menor vuelve arrepentido y es invitado a la mesa porque para el padre los dos son hijos.

En la parábola encontramos tres actitudes muy diferentes. La del hijo menor, que, arrepentido de lo hecho con su vida, vuelve a la casa paterna; la del hijo mayor, que rechaza y condena el comportamiento de su hermano; y la tercera, la más conmovedora, es la figura del padre, que abraza al hijo con todo el cariño y amor de padre. Y esta es la imagen que Jesús tiene y nos ofrece de Dios Padre. Por eso, solo quien conoce a Dios/Padre y lo ama es capaz de entender lo que es el pecado y gustar lo que es el perdón.

Gracias, Padre, porque cada mañana sales a mi encuentro. Sí, sales a mi encuentro, me estrechas entre tus brazos y me besas. Me pones el traje de fiesta , me devuelves mi dignidad. Me pones el anillo y las sandalias, me entregas toda tu confianza y me das plena libertad. Y no contento con ello preparas una fiesta y un gran banquete ofreciéndome la comunión plena y la acogida. No se cómo agradecértelo, querido Padre, Gracias.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 2º: GOZO ESPIRITUAL

¡Oh, fidelísimo observador de los divinos preceptos y de la Regla Seráfica, San Antonio! Otorgadme el gozo espiritual en el cumplimiento de mis deberes y seré feliz en este mundo y en el otro.

REFLEXIÓN:

El corazón del hombre tiene hambre y sed de infinito.

Dios es rico Cristo vino para dar a los hombres plenitud y dejó su invitación: «Venid a Mí todos los que estáis cansados y agobiados…».

Pero los hombres, prescindiendo de Dios, queremos saciarnos con cosas que no nos pueden llenar: ruido, dinero, diversiones, placer, amistad…

San Antonio lo dejó todo para que Dios fuera su felicidad, y nos dice esto en sus sermones:

-«Te hemos seguido, las criaturas del Creador, los hijos del Padre, los hambrientos al pan vivo, los sedientos a la Fuente, los enfermos al médico, los cansados al reclinatorio, los desterrados al Paraíso…»

-«Los pobres, los humildes, los sencillos, tienen sed de la Palabra de vida y del agua de la Sabiduría. Los mundanos, por el contrario, que se emborrachan con el cáliz del vico, los sabihondos, los consejeros de los poderosos, no se dejan anunciar el mensaje divino. Es muy buena señal de predestinación el escuchar de buen grado la Palabra de Dios. Como el desterrado, ansiando y escuchando con placer noticias de su tierra, demuestra amar a su patria, así podemos decir del cristiano que ansía escuchar a quien le habla de la patria celestial…»

El Santo Padre nos planteaba estas preguntas en junio de 2013, ¿cómo se alaba a Dios? Se alaba saliendo de sí mismos, “gratuitamente, como es gratuita la gracia que Él nos da”, explicó el Papa, quien estimulo a un examen de consciencia sobre las formas de rezar a Dios dirigiendo esta pregunta:

“Tú, que estás aquí en misa, ¿alabas a Dios o sólo pides y agradeces a Dios?. Aquella es una cosa nueva, nueva en nuestra vida espiritual. Alabar a Dios, salir de nosotros mismos para alabar, perder el tiempo alabando. ‘Esta misa, ¡que larga se me ha hecho!’. La Misa se te hará larga si tu no alabas a Dios, no conoces aquella gratuidad de perder el tiempo alabando a Dios. Pero si tú vas con esta actitud de la alegría, de la alabanza a Dios, ¡aquello es lo bello! La eternidad será eso: ¡Alabar a Dios! Y eso no será aburrido, ¡será bellísimo! Esta alegría nos hace libres”.

El modelo de esta alabanza, y de este gozo, es una vez más la Madre de Jesús. “La Iglesia – recordó Papa Francisco – la llama “causa de nuestra alegría”, Causa Nostrae Letitiae. ¿Por qué? Porque trae el gozo que grande que es Jesús”:

(Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, mi protector y amigo!

Enséñame lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente mis deberes y siendo así luz del mundo con mi comportamiento edificante.

Intercede por mí ante el Niño Dios para que derrame sobre mi vida los tesoros del cielo, me haga ver a Dios como mi meta, me enseñe a escuchar devotamente la Palabra de Dios y a seguir sus huellas que me lleven a la felicidad eterna.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DOMINGO: III DE CUARESMA – 20/03/2022

Destacado

Primera lectura: Éxodo 3,1-8a.13-15

En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián. Llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, la montaña de Dios. El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse. Moisés se dijo:

-Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver por qué no se quema a zarza.

Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza:

-Moisés, Moisés.

Respondió él:

-Aquí estoy.

Dijo Dios:

-No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado.

Y añadió:

-Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob.

Moisés se tapó la cara, porque temía ver a Dios.

El Señor le dijo:

-He visto la opresión de mi pueblo en Egipto y he oído sus quejas contra los opresores; conozco sus sufrimientos. He bajado a librarlo de los egipcios, a sacarlo de esta tierra, para llevarlo a una tierra fértil y espaciosa, tierra que mana leche y miel.

Moisés replicó a Dios:

-Mira, yo iré a los hijos de Israel y les diré: «El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros». Si ellos me preguntan: «¿Cuál es su nombre?», ¿qué les respondo?

Dios dijo a Moisés:

-«Yo soy el que Soy»; esto dirás a los hijos de Israel: «Yo soy» me envía a vosotros.

Dios añadió:

-Esto dirás a los hijos de Israel: «El Señor, Dios de vuestros padres, el Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob, me envía a vosotros. Este es mi nombre para siempre: así me llamaréis de generación en generación».

Salmo 26

R/. El Señor es compasivo y misericordioso.

Tú tienes palabras de vida eterna

Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre,. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios R/.

Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; él rescata tu vida de la fosa, y te colma de gracia y de ternura. R/.

El Señor hace justicia y defiende a todos los oprimidos; enseñó sus caminos a Moisés y sus hazañas a los hijos de Israel. R/.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia. Como se levanta el cielo sobre la tierra, se levanta su bondad sobre los que lo temen. R/.

Segunda lectura: 1 Corintios 10,1-6.10-12

No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar y todos fueron bautizados en Moisés por la nube y por el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellos no agradaron a Dios, pues sus cuerpos quedaron tendidos en el desierto. Estas cosas sucedieron en figura para nosotros, para que no codiciemos el mal como lo codiciaron ellos. Y para que no murmuréis, como murmuraron algunos de ellos, y perecieron a manos del Exterminador. Todo esto les sucedía alegóricamente y fe escrito para escarmiento nuestro, a quienes nos ha tocado vivir en la última de las edades. Por lo tanto, el que se crea seguro, cuídese de no caer.

Evangelio: Lucas 13,1-9

En aquel momento se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús respondió:

-¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos porque han padecido todo esto? Os digo que no; y, si no os convertís. todos pereceréis lo mismo. O aquellos dieciocho sobre los que cayó la torre de Siloé y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.

Y les dijo esta parábola:

-Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. dijo entonces al viñador: «Ya ves, tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a perjudicar el terreno?» Pero el viñador respondió: «Señor, déjala todavía este año y mientras tanto yo cavaré alrededor le echaré estiércol, a ver si da fruto en adelante. Si no, la puedes cortar»

REFLEXIÓN

De nuevo presentan a Jesús situaciones complicadas esperando de él respuestas arriesgadas y buscando culpables. Surge la pregunta; ¿quién es el culpable de todo lo que sucede? Y la respuesta del Señor desconcierta a los oyentes: tales sucesos no son voluntad de Dios. No es cuestión de pecadores o no. Su propuesta va más allá. Es necesaria una conversión profunda y saber discernir los signos de los tiempos y los planes de Dios. Y pone como ejemplo la higuera que lleva años sin dar frutos. Dios es paciente, pero exige frutos.

Dios nos habla a través de los acontecimientos de la historia. Los cristianos vivimos en este mundo con sus éxitos y con sus culpas. Nuestra tarea es leer los acontecimientos desde el Evangelio de Jesús. Es el mejor filtro. Y siempre debemos estar atentos y dispuestos a cambiar aquello que no sintoniza con ese Evangelio. La parábola de la higuera nos urge a hacer un serio examen de conciencia sobre los frutos que ofrecemos. Una Iglesia y una comunidad que no dé fruto no tiene razón de ser.

Señor, sigues pasando a mi lado, al lado de mi comunidad, y observas los frutos que ofrecemos. ¿Son de tu agrado? Seguro que hay momentos en los que no hemos estado a la altura de un buen discípulo. Tal vez el afán de cada día nos ha distraído de podar la ramas secas que hay en nuestra vida. Nos hemos olvidado de regar nuestra fe adormecida. También hoy, como el viñador, te pedimos comprensión y paciencia. Tú eres nuestro viñador, en tus manos ponemos nuestra confianza.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

PARROQUIA SAN ANTONIO – CAPUCHINOS CON UCRANIA

Destacado

Desde nuestra Parroquia de San Antonio de Cuatro Caminos, los capuchinos queremos sumarnos a tantas iniciativas solidarias, gubernamentales y no gubernamentales, como respuesta al sufrimiento que está causando la guerra en Ucrania.

Hoy en día hay en Ucrania 36 hermanos capuchinos, la mitad de ellos ucranianos y la otra mitad polacos. En estos días de Guerra todos han permanecido allí en sus siete fraternidades, convirtiendo sus casas e iglesias en albergues y refugios de vida en colaboración con organizaciones de ayuda humanitaria y con Cáritas Polonia. Están acogiendo a cientos de personas: católicos, ortodoxos, creyentes y no creyentes. Y desde Polonia recibiendo a los que llegan a través de la frontera. Piden a todos, en estos tiempos muy difíciles, principalmente oración por la paz y agradecen sinceramente toda la ayuda recibida, tanto espiritual como material.

Desde SERCADE (Servicio Capuchino para el desarrollo) hemos hecho un primer envío de fondos que servirán para dar cobertura al pueblo ucranio desde nuestras presencias allá. Además, estamos participando en mesas de diálogo con otras entidades y con las administraciones públicas en caso de que el éxodo migratorio llegue a España. Siendo España el cuarto país de la Unión Europea con más población originaria de ese país podemos esperar que algunas de las personas que ahora salen a los países limítrofes terminarán llegando a España. En ese caso trataremos de responder con los espacios que dispongamos y participando así de su acogida e integración.

Aunque en un primer momento se pudo mandar algo de material médico, ropa y alimentos, actualmente este tipo de ayuda la canalizan organizaciones con más logística de transporte como Cáritas, Cruz Roja y otras organizaciones que contarán también con aviones militares para ello. Nosotros canalizaremos las ayudas monetarias que recibamos bajo el concepto “Para Ucrania”  a través de los capuchinos de Polonia y Ucrania.

Puede ser nuestra mejor oración, ayuno y limosna en esta cuaresma de cruz y de calvario que queremos nos lleve a la luz de la Pascua.

Muchas gracias por la atención.

PAZ y BIEN

SERCADE (Servicio Capuchino para el Desarrollo).

Cuenta para donativos:

Titular: Capuchinos de España. Indicando “para Ucrania”

Número de cuenta (B. Santander): ES87 0049 1892 6223 1045 6791

13 MARTES A SAN ANTONIO

Destacado

ORACIÓN INICIAL:

Postrado a tus pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, te ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcances del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Mas si esta no me conviniese, obtenme una perfecta conformidad con la divina voluntad. Amén.

El Pan de los Pobres – Bilbao

MARTES 1º: LA CARIDAD

¡Oh, llama de amor hacia Dios y el prójimo, San Antonio! Compadeceos de mi frialdad en el servicio de Dios y de mis hermanos, y alcanzadme la virtud de la caridad, con la cual pueda lograr todos los bienes temporales y eternos.

REFLEXIÓN:

Dios se define como justo y misericordioso. Sobre todo, misericordioso.

Dios es rico en misericordia El es amor <<No quiere la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva>>

San Antonio se acogió a esa bondad divina, y toda su vida fue una búsqueda del pecador para llevarlo a los brazos del Padre.

En sus sermones hallamos cómo describía el pecado, aborrecía los pecados, invitaba a la lucha y cómo amaba a los pecadores.

Nos haba así:

-«El pecado es como una araña que va extendiendo poco a poco sus hilos»

-«Por pecadores entiendo los amadores de este mundo, los que llevados por la curiosidad y solicitud corren en pos de las riquezas y de los deleites»

-«El corazón del pecador es como mar alborotado: hínchase con la soberbia, abrasase con el hervir de la lujuria, y los malos pensamientos traen sobre él lodo y cieno. Así le causan un doble mal: pisotean la gracia e introducen la mancha del pecado.»

El Santo Padre nos invita a una sincera conversión, a reconocer con gratitud que «el otro es un don«, que el pecado nos ciega y la Palabra también es un don. Nos dice el Papa: La conversión es una gracia que hay que pedir con fuerza a Dios. Nos convertimos en la medida en que nos abrimos a la belleza, a la bondad a la ternura de Dios. Entonces dejemos lo que es falso y efímero por que es verdadero, bello y dura para siempre. (Medita y después pide la gracia que deseas conseguir por intercesión de San Antonio en este Martes)

ORACION FINAL:

¡Oh admirable San Antonio, glorioso por los milagros realizados, que mereciste tener en tus brazos al Niño Dios!

Obtenme de su bondad el dolor de mis pecados y las gracias que necesito. Tú, que fuiste tan misericordioso con los pecadores, no mires mis pecados, sino la gloria de Dios y la salvación de mi alma.

Te prometo una vida más conforme con las enseñanzas evangélicas.

Bendice mi promesa y alcánzame la perseverancia hasta la muerte.

Lo suplico en el nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DOMINGO: II DE CUARESMA – 13/03/2022

Destacado

Primera lectura: Génesis 15,5-12.17-18

En aquellos días, dios sacó afuera a Abrán y le dijo:

-Mira al cielo, y cuenta las estrellas, si puedes contarlas.

Y añadió:

-Así será tu descendencia.

Abrán creyó al Señor y se le contó como justicia.

Después le dijo:

-Yo soy el Señor que te saqué de Ur de los caldeos, para darte en posesión esta tierra.

Él replicó:

-Señor Dios, ¿cómo sabré que voy a poseerla?

Respondió el Señor:

-Tráeme una novilla de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola u un pichón.

Él los trajo y los cortó por el medio, colocando cada mitad frete a la otra, pero no descuartizó las aves. Los buitres bajaban a los cadáveres y abrán los espantaba. Cuando iba a ponerse el sol, un sueño profundo invadió a Abrán y un terror intenso y oscuro cayó sobre él. El sol se puso y vino la oscuridad; una humareda de horno y una antorcha ardiendo pasaban entre los miembros descuartizados. Aquel día el Señor concertó alianza con Abrán en estos términos:

-A tu descendencia le daré esta tierra, desde el río de Egipto al gran río Éufrates.

Salmo 26

R/. El Señor es mi luz y mi salvación.

Tú tienes palabras de vida eterna

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar?. R/.

Escúchame, Señor, que te llamo; ten piedad, respóndeme. Oigo en mi corazón: <<Buscad mi rostro>>. Tu rostro buscaré, Señor. R/.

No me escondas tu rostro. No rechaces con ira a tu siervo, que tú eres mi auxilio; no me deseches. R/.

Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida. Espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor. R/.

Segunda lectura: Filipenses 3,17-41

Hermanos, sed imitadores míos y fijaos en los que andan según el modelo que tenéis en nosotros. Porque -como os decía muchas veces, y ahora lo repito con lágrimas en los ojos- hay muchos que andan como enemigos de la cruz de Cristo: su paradero es la perdición; su Dios, el vientre; su gloria, sus vergüenzas; solo aspiran a cosas terrenas. Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo, de Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo gloriosos, con esa energía que posee para sometérselo todo. Así pues, hermanos míos queridos y añorados, mi alegría y mi corona, manteneos así, en el Señor, queridos.

Evangelio: Lucas 9,28b-36

En aquel tiempo, tomó Jesús a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto del monte para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos brillaban de resplandor. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías que, apareciendo con gloria, hablaban de su éxodo, que él iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño, pero se espabilaron y vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras estos se alejaban de él, dijo Pedo a Jesús:

-Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.

No sabía lo que decía. Todavía estaba diciendo esto, cuando llegó una nube que los cubrió con su sombra. Se llenaron de temor al entrar en la nube. Y una voz desde la nube decía:

-Este es mi Hijo, el Elegido, escuchadlo.

Después de oírse la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por aquellos días, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

REFLEXIÓN

La montaña, lugar perfecto de acontecimientos importantes. Dios lo hizo en el pasado, ahora es Jesús quien ofrece a sus discípulos una hermosa experiencia de luz, de encuentro trascendente y de gloria. Habían escuchado de labios del Maestro que tenía que sufrir y ser condenado a muerte. Noticia triste y decepcionante. La experiencia de la montaña era necesaria para recuperar la esperanza. El diálogo de Moisés y Elías con Jesús es el resumen de la historia de la salvación que culmina con la entrega de Jesús en Jerusalén y su victoria sobre la muerte.

La propuesta de Pedro de hacer tres tiendas nos recuerda momentos de nuestra propia vida en los que nos hemos encontrado felices envueltos por la presencia del Señor. Momentos que recordamos en nuestro itinerario de discípulos. Las manifestaciones de Dios en nuestra vida necesitamos revivirlas, gozarlas y actualizarlas. Pero debemos estar atentos para no instalarnos y caer en la tentación de quedarnos en las pequeñas chozas del propio egoismo. Para superarlo siemp re estaremos atentos a la Voz desde la nube: Mi Hijo elegido, escuchadlo.

Gracias, Señor, por las veces que me has acompañado en mi camino. Por las veces que me has invitado a subir a la montaña. Esos momentos me han dado fuerza para comprender y fortalecer mi vocación de discípulo. Y también me has mostrado que hay que bajar de la montaña y descubrir tu presencia en tantos lugares y personas que a veces pasan desapercibidos. Escuchar tu Palabra es escuchar el grito de tantos hermanos que viven en la cuneta de la vida. Ayúdame a estar despierto y no mirar para otro lado.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO: I DE CUARESMA – 06/03/2022

Destacado

Primera lectura: DEUTERONOMIO 26,4-10

Moisés habló al pueblo, diciendo:

-El sacerdote tomará de tu mano la cesta con las primicias de todos los frutos y la pondrá ante el altar del Señor, tu Dios. Entonces tomarás la palabra y dirás ante el Señor, tu Dios: <<Mi padre fue un arameo errante, que bajó a Egipto, y se estableció allí como emigrante, con pocas personas, pero allí se convirtió en un pueblo grande, fuerte y numerosos. Los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron y nos impusieron una dura esclavitud. Entonces clamamos al Señor, Dios de nuestros padres, y el Señor escuchó nuestros gritos, miró nuestra indefensión, nuestra angustia y nuestra opresión. El Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, en medio de gran terror, con signos y prodigios, y nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, una tierra que mana leche y miel. Por eso, ahora traigo aquí las primicias de los frutos del suelo que tú, Señor, me has dado>>. Los pondrás ante el Señor, tu Dios, y te postrarás en presencia del Señor, tu Dios.

Salmo 90

R/. Quédate conmigo, Señor, en la tribulación.

Tú tienes palabras de vida eterna

Tú que habitas al amparo del Altísimo, que vives a la sombra del Omnipotente, di al Señor: <<Refugio mío, alcázar mío, Dios mío, confío en ti>>. R/.

No se acercará la desgracia, ni la plaga llegará hasta tu tienda, porque a sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en tus caminos. R/.

Te llevarán en sus palmas, para que tu pie no tropiece en la piedra; caminarás sobre áspides y víboras, pisotearás leones y dragones. R/.

<<Se puso junto a mí: lo libraré; lo protegeré porque conoce mi nombre; me invocará y lo escucharé. Con él estaré en la tribulación, lo defenderé, lo glorificaré>>. R/.

Segunda lectura: Romanos 10, 8-13

Hermanos:

¿Qué dice la Escritura? <<La palabra está cerca de ti: la tienes en los labios y en el corazón>>. Se refiere a la palabra de la fe que anunciamos. Porque, si profesas con tus labios que Jesús es Señor, y crees con tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo. Pues con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con los labios se profesa para alcanzar la salvación. Pues dice la Escritura: Nadie que crea en él quedará confundido. En efecto, no hay distinción entre judío y griego, porque uno mismo es el Señor de todos, generosos con todos los que lo invocan, pues <<todo el que invoque el nombre del Señor será salvo>>.

Evangelio: Lucas 4,1-13

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y el Espíritu lo fue llevando durante cuarenta días por el desierto, mientras era tentado por el diablo. En todos aquellos días estuvo sin comer y, al final, sintió hambre. Entonces el diablo le dijo::

-Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.

-Jesús le contestó:

-Está escrito: <<No solo de pan vive el hombre>>.

Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo:

-Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me ha sido dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo.

Respondiendo Jesús, le dijo:

-Está escrito: <<Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto>> Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: -Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: <<Ha dado órdenes a sus ángeles acerca de ti, para que te cuiden>>, y también: <<Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece contra ninguna piedra>>.

Respondiendo Jesús, le dijo:

-Está escrito: <<No tentarás al Señor, tu Dios>>.

Acabada toda tentación, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

REFLEXIÓN

Con las tentaciones da comienzo el ministerio o vida pública de Jesús. El enfrentamiento entre Jesús y el diablo es presentado como un mano a mano tenso en el que está en juego el proyecto de Jesús. Después de una cuarentena austera y en un escenario hostil como es el desierto, el diablo le va ofreciendo engañosas propuestas que Jesús irá superando con maestría. Tres son las tentaciones: la tentación de la abundancia y bienestar, la tentación del poder y la tentación del éxito personal.

Las ofertas que el diablo le presenta a Jesús son hoy y seguirán siendo las tentaciones que continuamente aparecen en nuestro camino. ¿Cuántas ofertas seductoras se nos presentan cada día? ¿Quién no ha sentido alguna vez la tentación del poder y la gloria? ¿La de ser más que los demás? ¿Y las sutiles ofertas disfrazadas de felicidad y éxito rápido que diariamente nos ofrece nuestro mundo? El seguidor de Jesús debe saber que el Evangelio es incompatible con la mentira, el chantaje, la corrupción, el soborno y el vivir una vida egoísta y cerrada al amor de Dios y al de los hermanos.

Gracias, Señor, porque me has enseñado que las tentaciones forman parte de mi vida y que debo estar atento a no dejarme seducir por ellas. Me has dado ejemplo y fuerza para saber discernir lo que debo hacer. Tú tuviste claro cuál era el proyecto que el Padre te había propuesto. Lo seguiste hasta el final. La vía que elegiste no era la de la ostentación y la de signos espectaculares que muchos te pedían. Elegiste el camino de la entrega que te llevó a la cruz. Y ese fue el buen camino.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO: VIII DE TIEMPO ORDINARIO – 27/02/2022

Destacado

Primera lectura: Eclesiástico 27,4-7

Cuando se agita la criba, quedan los desechos; así, cuando la persona habla, se descubren sus defectos. El horno prueba las vasijas del alfarero, y la persona es probada en su conversación. El fruto revela el corazón de la persona. No elogies a nadie, antes de oírlo hablar, porque ahí es donde se prueba una persona.

Salmo 91

R/. Es bueno darte gracias, Señor.

Tú tienes palabras de vida eterna

Es bueno dar gracias al Señor y tocar para tu nombre, oh Altísimo; proclamar por la mañana tu misericordia y de noche tu fidelidad R/.

El justo crecerá como una palmera, se alzará como un cedro del Líbano: plantado en la casa del Señor, crecerá en los atrios de nuestro Dios. R/.

En la vejez seguirá dando fruto y estará lozano y frondoso, para proclamar que el Señor es justo, mi Roca, en quine no existe la maldad. R/.

Segunda lectura: 1 Corintios 15,54-58

Hermanos:

Cuando esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: <<La muerte ha sido absorbida en la victoria, ¿Dónde está, muerte, tu victoria?¿Dónde está, muerte, tu aguijón?>>. El aguijón de la muerte es el pecado, y la fuerza del pecado, la ley ¡Gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo! De modo que , hermanos míos queridos, manteneos firmes e inconmovibles. Entregaos siempre sin reservas a la obra del Señor, convencidos de que vuestro esfuerzo no será vano en el Señor.

Evangelio: Lucas 6,39-45

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos una parábola:

-¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? No está el discípulo sobre su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: <<Hermano, déjame que te saque la mota del ojo>>, sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano. Pues no hay árbol bueno que dé fruto malo, ni árbol malo que dé fruto bueno; por ello, cada árbol se conoce por su fruto; porque no se recogen higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos. El hombre bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque de lo que rebosa el corazón habla la boca.

REFLEXIÓN

Jesús se dirige a los discípulos invitándoles a estar atentos para no caer en el riesgo de la presunción. La humildad, la transparencia y la constancia que enseña a los suyos constituyen los pilares que deben conducir la conducta de quien decide seguirlo.

El objetivo de Jesús es suscitar actitudes de vida fraterna y comunitaria en aquellos a quienes confía la buena noticia. No se puede ser discípulo sin una adhesión total al mensaje de Jesús, no se puede ser discípulo a medias. La fuerza de la Palabra es algo que debe brotar en el corazón del discípulo y florecer en sus gestos y palabras.

Señor, llena nuestro corazón con tu buena noticia, que nuestro mayor tesoro sea seguirte a ti. Y aun cuando nuestra mirada y nuestro corazón se desvíen de tu camino, danos la sabiduría para reconducir nuestros pasos hacia ti. Guíanos, Señor, en nuestra ceguera, haznos humildes y transparentes, y que nada nos pueda separar de tu seguimiento.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DALE UNA VUELTA

Destacado

Por inspiración Divina

Los ochocientos años de la aprobación de la Regla por el papa Honorio III el 29 de noviembre de 1223 marcan el fin de una etapa de dudas y búsquedas por parte de San Francisco que se veía desbordado por el crecimiento acelerado de sus frailes. Hasta agustinos como San Antonio llamaban a sus puertas. Todo había arrancado en 1209 cuando, con apenas doce frailes, fueron aprobados por Inocencio III. Entonces bastaron un puñado de versículos del Evangelio para dar inicio a una forma de vida evangélica que se extendió rápidamente por el mundo, incluido Portugal donde les conoció San Antonio. San Francisco lo resumiría en su Testamento con breves, sencillas y profundas palabras: «El Señor me concedió hacer penitencia y me dio hermanos».

Los breves versículos de la Regla de 1209 pronto se mostraron insuficientes para cobijar a miles de frailes que recorrían los caminos de Europa y Oriente próximo; y tampoco bastaron los abundantísimos textos evangélicos incluidos en la de 1221.

La Iglesia había dado pasos jurídicos en el IV Concilio de Letrán de 1215 y este marco tenía que encajar en la nueva orden sin que perdiera el carisma. A la tercera fue la vencida, tras una prolongada estancia de Francisco en el eremitorio de Fonte Colombo plasmando por escrito la inspiración divina intuida en su oración. Esa redacción fue aprobada por el Papa y desde entonces inspira la vida evangélica de los seguidores de Francisco en una pugna permanente de fidelidad.

Allá por 1230 le tocaría a Fr. Antonio defender esa Regla. Francisco se sintió aliviado con esa aprobación y su espíritu volvió a volar en su imitación de Cristo. Tres semanas después se volvía loco de alegría en la celebración del pesebre de Greccio. Fr. Antonio no vivió presencialmente ese acontecimiento ya que por esas fechas se encontraba por Bolonia actuando de profesor y predicador.

Pronto le tocaría acudir a la llamada del Papa que en las mismas fechas que san Francisco escenificaba su pesebre, dirigía a Luis VIII de Francia una carta pidiéndole que «consagrara las primicias de su reinado a trabajar por la causa de Cristo prestando ayuda material y espiritual contra los herejes a la santa Iglesia de Roma».

Lo que no consiguieron las armas, lo conseguiría la palabra de Fr. Antonio. Dejamos a Fr., Antonio enseñando teología en Bolonia, autorizado por carta de san Francisco y nosotros aprovechamos para conocer la inspiración evangélica de la Regla.

Valentín Martín (El Santo-Febrero 2022)

DOMINGO: VII DE TIEMPO ORDINARIO – 20/02/2022

Destacado

Primera lectura: 1 Samuel 26,2.7-9.12-13.22-23

En aquellos días, Saúl emprendió la bajada al desierto de Zif, llevando tres mil hombres escogidos de Israel, para buscar a David Allí. David y Abisay llegaron de noche junto a la tropa. Saúl dormía, acostado en el cercado, con la lanza hincada en tierra a la cabecera. Abner y la tropa dormían en trono a él. Abisay dijo a David:

-Dios pone hoy al enemigo en tu mano. Déjame que lo clave de un golpe con la lanza en la tierra. No tendré que repetir.

David respondió:

-No acabes con él, pues ¿quién ha extendido su mano contra el ungido del Señor y ha quedado impune? David cogió la lanza y el jarro de agua de la cabecera de Saúl, y se marcharon. Nadie los vio, ni se dio cuenta, ni se despertó. Todos dormían, porque el Señor había hecho caer sobre ellos un sueño profundo.

-Aquí esta la lanza del rey. Venga por ella uno de sus servidores. Y que el Señor pague a cada uno según su justicia y su fidelidad. Él te ha entregado hoy en mi poder, pero y no he querido extender mi mano contra el ungido del Señor.

Salmo 102

R/. El Señor es compasivo y misericordioso.

Tú tienes palabras de vida eterna

Bendice alma mía al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios. R/.

Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; él rescata tu vida de la fosa, y te colma de gracia y de ternura. R/.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia. No nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas. R/.

Como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros delitos. Como un padre siente ternura por sus hijos, siente el Señor ternura por los que lo temen. R/.

Segunda lectura: 1 Corintios 15,45-49

Hermanos:

Así está escrito: el primer hombre, Adán, se convirtió en ser viviente. El último Adán, en espíritu vivificante. Pero no fue primero lo espiritual, sino primero lo material y después lo espiritual. El primer hombre, que proviene de la tierra, es terrenal; el segundo hombre es del cielo. Como el hombre terrenal, así son los de la tierra; como el celestial, así son los del cielo, y lo mismo que hemos llevado la imagen del hombre terrenal, llevaremos también la imagen del celestial.

Evangelio: Lucas 6,27-38

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-A vosotros los que me escucháis os digo: amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os calumnian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, no le impidas que tome también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien solo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de los que esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo. Por el contrario, amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; será grande vuestra recompensa y seréis hijos del Altísimo, porque él es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso; no juzguéis, y nos seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará; os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros.

REFLEXIÓN

La vida en la sociedad de los tiempos de Jesús (y, sin duda, en la nuestra) está hecha de relaciones, de intereses y reciprocidades, que generan privilegios, poder y prestigio. El mensaje de Jesús es, en un contexto así, una verdadera revolución en el campo de las relaciones humanas. El <<amor a los enemigos>> es una de las formas más paradójicas e innovadoras para ilustrar el horizonte del reino de Dios: una sociedad justa y fraterna en la que las relaciones estén marcadas por la gratitud, teniendo como ejemplo el amor misericordioso de Dios Padre.

Perfección, compasión o misericordia son aquí sinónimos. Una sociedad que se base en la división, enemistad, venganza o violencia no puede subsistir. La misión que se le confía al discípulo de Jesús des la de romper con los espirales de violencia que configuran el mundo; es necesario resistir en una cultura nueva, una cultura del encuentro pacífico y del diálogo creativo. Resistir es perdonar, amar y ser constantes en una actitud que desmonte la mentalidad de que la violencia o la guerra sea la solución para los desafíos de la vida.

Dios, Padre nuestro, tú que eres misericordioso y compasivo lento a la cólera y rico en piedad, tú que eres fiel y cercano, enséñanos a caminar por el camino de la no-violencia. Deseamos en lo más íntimo de nuestro corazón poder edificar nuevas relaciones basadas en el amor y la misericordia que aprendemos de ti.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO: Vi DE TIEMPO ORDINARIO – 13/02/2022

Destacado

Primera lectura: Jeremías 17,5-8

Esto dice el Señor:

-Maldito quien confía en el hombre, y busca el apoyo de las criaturas, apartando su corazón del Señor. Será como cardo en la estepa, que nunca recibe la lluvia; habitará en un árido desierto, tierra salobre e inhóspita. Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que alarga a la corriente sus raíces; no teme la llegada del estío, su follaje siempre está verde; en año de sequía no se inquieta, ni dejará por eso de dar fruto.

Salmo 1

R/. Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor..

Tú tienes palabras de vida eterna

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche. R/.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

Segunda lectura: 1 Corintios 15,12.16-20

Hermanos:

Si se anuncia que Cristo ha resucitado de entre los muertos, ¿Cómo dicen algunos de entre vosotros que no hay resurrección de muertos?

Pues si los muertos no resucitan, tampoco Cristo ha resucitado; y, si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido, seguís estando en vuestros pecados; de modo que incluso los que murieron en Cristo han perecido. Si hemos puesto nuestra esperanza en Cristo solo en esta vida, somos los más desgraciados de toda la humanidad. Pero Cristo ha resucitado de entre los muertos y es primicia de los que han muerto.

Evangelio: Lucas 6,17.20-26

En aquel tiempo, Jesús bajó del monte con los Doce, se paró en una llanura con un grupo grande de discípulos y una gran muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.

Él, levantando los ojos hacia sus discípulos, les decía:

-Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Bienaventurados los ha ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Bienaventurados vosotros cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas.

Pero ¡ay de vosotros, los ricos, porque ya habéis recibido vuestro consuelo!

¡Ay de vosotros, los que estáis saciados, porque tendréis hambre! ¡Ay de los que ahora reís, porque haréis duelo y lloraréis! ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que vuestros padres hacían con los falsos profetas.

Manos Unidas lanza su Campaña 63 | ONG Manos Unidas

REFLEXIÓN

La multitud acude desde todas partes al encuentro de Jesús, porque cada uno de sus gestos y de sus palabras hacen nacer la esperanza de una realidad nueva, de una nueva sociedad liberada de todos los males que afligen a las personas. Estamos ante uno de los ejes fundamentales de todo el mensaje de Jesús: la necesidad urgente de construir una sociedad justa y fraterna, abierta a la novedad de Dios.

El mundo que está en el sueño de Dios pasa por liberar a los pobres y hambrientos, a los afligidos y perseguidos por causa de la justicia. Asumir nuestro compromiso con Jesús exige que identifiquemos y erradiquemos de nuestra sociedad todo lo que genera pobreza, desigualdad y opresión. Proclamar que los pobres son dichosos y no liberarlos de la pobreza, no pasa de demagogia estéril.

Señor, mira con verdad a nuestro mundo. Hoy como ayer hay en medio de nosotros pobres esclavos de la pobreza; ricos esclavos de la riqueza, hay pasillos oscuros en nuestra realidad por los que merodean los que se alimentan del hambre de los pobres y se regodean en las migajas superficiales de la riqueza. Cólmanos de la fuerza necesaria para romper las cadenas de estas esclavitudes y disfrutar de la verdadera y dichosa libertad que proviene de ti.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO: V DE TIEMPO ORDINARIO – 06/02/2022

Destacado

Primera lectura: Isaías 6,1-2a.3-8

El año de la muerte del rey Ozías, vi al Señor sentado sobre un trono alto y excelso: la orla de su manto llenaba el templo. Junto a él estaba los serafines, y se gritaban uno a otro diciendo:

-¡Santo, santo, santo es el Señor del universo, llena está la tierra de su gloria!.

Temblaban las jambas y los umbrales al clamor de su voz, y el templo estaba lleno de humo. Yo dije:

-¡Ay de mí, estoy perdido! Yo, hombre de labios impuros, que habito en medio de gente de labios impuros, he visto con mis ojos al Rey, Señor del universo.

Uno de los seres de fuego voló hacia mí con un ascua en la mano, que había tomado del altar con unas tenazas; lo aplicó a mi boca y me dijo:

-Al tocar esto tus labios, ha desaparecido tu culpa, está perdonado tu pecado.

Entonces escuché la voz del Señor, que decía:

-¿A quién enviaré? Y ¿Y quién irá por nosotros?

Contesté: -Aquí estoy, mándame.

Salmo 137

R/. Delante de los ángeles tañaré para ti, Señor.

Tú tienes palabras de vida eterna

Te doy gracias, Señor, de todo corazón, porque escuchaste las palabras de mi boca; delante de los ángeles tañeré para ti; me postraré hacia tu santuario. R/.

Daré gracias a tu nombre: por tu misericordia y tu lealtad, porque tu promesa supera tu fama. Cuando te invoqué, me escuchaste, acreciste el valor en mi alma. R/.

Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra, al escuchar el oráculo de tu boca; canten los caminos del Señor, porque la gloria del Señor es grande. R/.

Tu derecha me salva. El Señor completará sus favores conmigo. Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos. R/.

.

Segunda lectura: 1 Corintios 15,1-11

Os recuerdo, hermanos, el Evangelio que os anuncié y que vosotros aceptasteis, en el que además estáis fundados, y que os esta salvado, si os mantenéis en la palabra que os anunciamos; de lo contrario, creísteis en vano. Porque yo os transamití en primer lugar, lo que también yo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras; y que fue sepultado y que resucito al tercer día, según las Escrituras; y que se apareció a Cefas y más tarde a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, la mayoría de los cuales vive todavía, otros han muerto; después se apareció a Santiago, más tarde a todos los apóstoles; por último, como a un aborto, se me apareció también a mí. Porque yo soy el menor de los apóstoles y no soy digno de ser llamado apóstol, porque he perseguido a la Iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no se ha frustrado en mí. Antes bien, he trabajado más que todos ellos. Aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios conmigo. Pues bien; tanto yo como ellos predicamos así, y así lo creísteis vosotros.

Evangelio: Lucas 5,1-11

En aquel tiempo, la gente se agolpaba en torno a Jesús para oír la palabra de Dios. Estando él de pie junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban en la orilla; los pescadores, que habían desembarcado, estaban lavando las redes. Subiendo a una de las barcas, que era la de Simón, le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón:

Rema mar adentro, y echad vuestras redes para la pesca.

Respondió Simón y dijo:

ven seras pescador de hombres, Seminario de Guadalajara | Flickr

-Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos recogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes. Y, puestos a la obra, hicieron una redada tan grande de peces que las redes comenzaban a reventarse. Entonces hicieron señas a los compañeros, que estaban en la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Vinieron y llenaron las dos barcas, hasta el punto de que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús diciendo:

-Señor, apártate de mí, que soy un hombre pecador.

Y es que el estupor se había apoderado de él y de los que estaban con él, por la redada de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Y Jesús dijo a Simón:

-No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Entonces sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.

REFLEXIÓN

Estamos delante de una escena cargada de simbolismo. Jesús llama a sus primeros discípulos y les revela la misión que les está reservada: hacer que las personas participen de la transformación de la realidad que trae Jesús y que solo es posible siguiéndolo a él. Ser discípulo es unirse a él y a su misión. La llamada es exigente y radical, es necesario dejarlo todo para que nada se interponga como obstáculo e impida al discípulo anunciar la buena noticia.

En la imagen de una pesca milagrosa y exageradamente copiosa, la llamada da los discípulos es figura de los desafíos que esperarán a todos los que siguen a Jesús. A menudo podemos instalarnos en el pesimismo, tras haber intentado «pescar toda la noche» sin resultado. Solo la confianza en la palabra, que es Jesús, puede hacernos dar un salto de esperanza y seguir en al faena. Seguir a Jesús también implica saber cuándo nuestra barca no es suficiente para abarcarlo todo y necesitamos la ayuda de otras barcas..

Jesús, acompáñanos en nuestro cansancio y en el desaliento; ayúdanos a encontrar la fuerza, la confianza y la creatividad necesarias para poder «remar mar adentro», para poner atención a tus palabras y seguir echando nuestras redes. Danos la capacidad de ser humildes y generosos para compartir nuestra misión con todas las personas que compartan el mar de nuestras vidas.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO: IV DE TIEMPO ORDINARIO – 30/01/2022

Destacado

Primera lectura: Jeremías 1,4-5.17-19

En los días de Josías, el Señor me dirigió la palabra:

-Antes de formarte en el vientre, te elegí; antes de que salieras del seno materno, te consagré: te constituí profeta de las naciones.

Tú cíñete los lomos: preparate para decirles todo lo que yo te mande. No les tengas miedo, o seré yo quien te intimide. Desde ahora te convierto en plaza fuerte, en columna de hierro y muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes y príncipes de Judá, frente a los sacerdotes y al pueblo de la tierra.

Lucharán contra ti, pero no te podrán, porque yo estoy contigo para librarte -oráculo del Señor-.

Salmo 70

R/. Mi boca cantará tu salvación, Señor.

Tú tienes palabras de vida eterna

A ti, Señor, me acojo: no quede yo derrotado para siempre. Tu que es justo, líbrame y ponme a salvo, inclina a mí tu oído y sálvame. R/.

Sé tu mi roca de refugio, el alcázar donde me salve, porque mi peña y mi alcázar eres tú. Dios mío, líbrame de la mano perversa. R/.

Porque tú, Señor, fuiste mi esperanza y mi confianza, Señor, desde mi juventud. En el vientre materno ya me apoyaba en ti, en el seno tú me sostenías. R/.

Mi boca contará tu justicia, y todo el día tu salvación, Dios mío, me instruiste desde mi juventud, y hasta hoy relato tus maravillas.. R/.

.

Segunda lectura: 1 Corintios 12,31-13,13

Hermanos:

Ambicionad los carismas mayores. Y aún os voy a mostrar un camino más excelente.

Si hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, pero no tengo amor, no sería más que un metal que resuena o un címbalo que aturde. Si tuviera el don de profecía y conociera todos los secretos y todo el saber; si tuviera fe como para mover montañas, pero no tengo amor, no sería nada. Si repartiera todos mis bienes entre los necesitados; si entregara mi cuerpo a las llamas, pero no tengo amor, de nada me serviría.

El amor es paciente, es benigno; el amor no tiene envidia, no presume, no se engríe; no es indecoroso ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Todo lo excusa todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasa nunca. Las profecías, por el contrario, se acabarán; las lenguas cesarán; el conocimiento se acabará. Porque conocemos imperfectamente e imperfectamente profetizamos; mas, cuando venga lo perfecto, lo imperfecto se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño. Cuando me hice un hombre, acabé con las cosas de niño. Ahora vemos como en un espejo, confusamente; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es ahora limitado; entonces conoceré como he sido conocido por Dios.

En una palabra, quedan estas tres: la fe, la esperanza y el amor. La más grande es el amor.

Evangelio: Lucas 4,21-30

En aquel tiempo, Jesús comenzó a decir en la sinagoga:

Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír.

Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de sus palabras de gracia que salían de su boca. Y decían:

-¿No es este el hijo de José?

Pero Jesús les dijo:

-Sin duda me diréis aquel refrán: <<Médico, cúrate a ti mismo>>, haz también aquí, en tu pueblo, lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún.

EWTN ESPAÑOL on Twitter: ""No desprecian a un profeta más que en su tierra,  entre sus parientes y en su casa." #EvangelioDelDia Ilustracion  @RichEscalona https://t.co/UfNfctl0Qs" / Twitter

Y añadió:

-En verdad os digo que ningún profeta es aceptado en su pueblo. Puedo aseguraros que en Israel había muchas viudas en los días de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías sino a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, sin embargo, ninguno de ellos fe curado sino Naamán, el sirio.

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo echaron fuera del pueblo lo llevaron hasta un precipicio del monte sobre el que estaba edificado su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y seguía su camino.

REFLEXIÓN

El texto de hoy es la respuesta a la lectura del domingo pasado y a la última frase: <<Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír>>. Se inicia con estas mismas palabras, como retomando la escena, para hacernos recordar dónde nos habíamos quedado. Pero lo curioso es que, leyendo el evangelio, parece que es Jesús el que <<provoca>> a sus paisanos y les dirige una diatriba, echándoles en cara su incredulidad. Lo que comenzó con aprobación y admiración, termina con rechazo y en odio.

La comunidad creyente toma conciencia a través de este texto de que su misión evangelizadora se dirige preferentemente a los más alejados y marginados, como ya hicieron en el Antiguo Testamento Elías y Eliseo, citados por Jesús. El Evangelio es para todos sin exclusión. Hoy nos deberíamos preguntar quiénes son los excluidos que debemos acoger en nuestra comunidad.

Gracias, Señor, porque cuentas con nuestra historia humana y débil para hacer realidad tu proyecto. Aquí nos tienes, Señor, para hacer tu voluntad.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

DOMINGO: III DE TIEMPO ORDINARIO – 23/01/2022

Destacado

Primera lectura: Nehemías 8,2-4a.5-6.8-10

En aquellos días, el día primero del mes séptimo, el sacerdote Esdras trajo el libro de la ley ante la comunidad: hombres, mujeres y cuantos tenían uso de razón. Leyó el libro en la plaza que está delante de la puerta del Agua, desde la mañana hasta el mediodía, ante los hombres, las mujeres y los que tenían uso de razón. Todo el pueblo escuchaba con atención la lectura de la ley. El escriba Esdras se puso en pie sobre una tribuna de madera levantada para la ocasión. Esdras abrió el libro en presencia de todo el pueblo, de modo que toda la multitud podía verlo; al abrirlo, el pueblo entero se puso de pie. Esdras bendijo al Señor, el Dios grande, y todo el pueblo respondió con las manos levantadas:

-Amén, amén.

Luego se inclinaron y adoraron al Señor, rostro en tierra. Los levitas leyeron el libro de la ley de Dios con claridad y explicando su sentido, de modo que entendieran la lectura. Entonces el gobernador Nehemías, el sacerdote y escriba Esdras, y los levitas que instruían al pueblo dijeron a toda la asamblea:

-Este día está consagrado al Señor, vuestro Dios: no estéis tristes ni lloréis (y es que todo el pueblo lloraba al escuchar las palabra de la ley).

Nehemías les dijo:

– Id, comed buenos manjares y bebed buen vino, e invitad a los que no tienen nada preparado, pues este día está consagrado al Señor. ¡No os pongáis tristes; el gozo del Señor es vuestra fuerza!

Salmo 18

R/. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.

Tú tienes palabras de vida eterna

La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante. R/.

Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor es límpida y da luz a los ojos. R/.

La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos . R/.

Que te agraden las palabras de mi boca, y llegue a tu presencia el meditar de mi corazón, Señor, Roca mía, Redentor mío. R/.

.

Segunda lectura: 1 Corintios 12,12-30

Hermanos:

Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Pues todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu. Pues el cuerpo no lo forma un solo miembro sino muchos. Si el pie dijera: <<Puesto que no soy mano, no formo parte del cuerpo>>, ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Y si el oído dijera: <<puesto que no soy ojo, no formo parte del cuerpo>>, ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Si el cuerpo entero fuera ojo, ¿dónde estaría el olfato? pues bien, Dios distribuyó cada uno de los miembros en el cuerpo como quiso. Si todos fueran un solo miembro ,¿dónde estaría el cuerpo? Sin embargo, aunque es cierto que los miembros son muchos, el cuerpo es uno solo. El ojo no puede decir a la mano: <<No te necesito>>. Sino todo lo contrario, los miembros que parecen más débiles son más necesarios. Y los miembros del cuerpo que nos parecen más despreciables, los rodeamos de mayor respeto; y los menos decorosos los tratamos con más decoro; mientras que los más decorosos no lo necesitan.

Pues bien, Dios organizó el cuerpo dando mayor honor a lo que carece de él, para que así no haya división en el cuerpo, sino que más bien todos los miembros se preocupen por igual unos de otros. Y si un miembro sufre, todos sufren con él; si un miembro es honrado, todos se alegran con él. Pues bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno es un miembro. Pues en la Iglesia de Dios puso en primer lugar a los apóstoles; e segundo lugar, a los profetas; en el tercero, a los maestros; después, los milagros; después, el carisma de curaciones, la beneficencia, el gobierno, la diversidad de lenguas. ¿Acaso son todos apóstoles? ¿O todos son profetas? ¿O todos maestros? ¿O hacen todos milagros? ¿Tienen todos don para curar? ¿Hablan todos en lenguas o todos las interpretan?

Evangelio: Lucas 1,1-4;4,14-21

Ilustre Teófilo:

Pesto que muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han cumplido entre nosotros, como nos los transmitieron los que fueron desde el principio testigos oculares y servidores de la palabra, también yo he resuelto escribírtelos por su orden, después de investigarlo todo diligentemente desde el principio, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido. En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el rollo del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

Domingo de la Palabra de Dios | Parroquia Santísima Trinidad (Collado  Villalba)

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor.

Y, enrollando el rollo y devolviéndolo al que lo ayudaba, se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos clavados en él. Y él comenzó a decirles:

-Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír

REFLEXIÓN

Tras las tentaciones, Jesús vuelve a Galilea con la fuerza del Espíritu Santo. Para Lucas este será el hilo conductor que garantice la transmisión de la buena noticia en toda su obra. Va a su pueblo, Nazaret, y en la sinagoga proclama la lectura del profeta Isaías. Termina la lectura diciendo <<Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír>>. Jesús hace suya la misión del profeta y su discurso programático.

Al igual que Jesús fue enviado con la fuerza del Espíritu a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, hoy también se actualiza en nosotros, sus seguidores. Hemos recibido el Espíritu en el bautismo y la confirmación para proclamar la buena noticia del reino. En otras palabras, para implicarnos en la defensa de la vida, la dignidad y los derechos humanos..

Señor, hoy en mi oración pienso en las personas concretas que conozco y las pongo en tus presencia: en mi comunidad y en los grupos que la forman, en las personas que vienen a nosotros con alguna necesidad, la familias sin recursos para salir adelante, las personas enfermas, los matrimonios que han visto fracasar su amor…

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

ADORACIÓN NOCTURNA ESPAÑOLA

Destacado

Sus lemas son: «Adorar y orar», «Adoradores de noche y apóstoles de día» Oran por la Iglesia en general , y en particular por la Parroquia, los sacerdotes y religiosos, por los grupos y asociaciones, por las vocaciones, por las familias.

En esta Parroquia hay un grupo que tiene una vigilia mensual los días 11 de cada mes a partir de las 21:00 horas. TE ESPERAMOS

Encuentro eucarístico de la Adoración Nocturna Española | Parroquia Virgen  del Cortijo

DOMINGO:II DE TIEMPO ORDINARIO – 16/01/2022

Destacado

Primera lectura: Isaias 62,1-5

Por amor a Sion no callaré, por amor a Jerusalén no descansaré, hasta que rompa la urora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha.

Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria; te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor. Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios. Ya no te llamarán <<Abandonada>>, ni a tu tierra <<Devastada>>; a ti te llamarán <<Mi predilecta>>, y a tu tierra <<Desposada>>, porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá un esposo. Como un joven se desposa con una doncella, así te desposan tus constructores. Como se regocija el marido con su esposa, se regocija Dios contigo.

Salmo 95

R/. Contad las maravillas del Señor a todas las naciones.

Tú tienes palabras de vida eterna

Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor, bendecid su nombre. R/.

Proclamad día tras día su victoria. Contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones. R/.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor. R/.

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado, tiemble en su presencia la tierra toda. Decid a los pueblos: <<El Señor es rey: él gobierna a los pueblos rectamente>>. R/.

.

Segunda lectura: 1 Corintios 12,4-11

Hermanos:

Hay diversidad de carismas, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de actuaciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. Pero a cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para el bien común. Y así uno recibe del Espíritu al hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu. Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A este le ha concedido hacer milagros; a aquel, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas. El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

Evangelio: Juan 2,1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. faltó el vino, y la madre de Jesús le dice:

– No tiene vino.

Jesús le dice:

-Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo? Todavía no ha llegado mi hora.

Su madre dice a los sirvientes:

Las Bodas De Caná Y El Milagro De Las Tinajas De Vino ▷➡️ Postposmo ▷➡️

-Haced o que él os diga.

Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dice:

-Llenad las tinajas de agua.

Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dice:

-Sacad ahora y llevadlo al mayordomo.

Ellos se lo llevaron. el mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llama al esposo y le dice: -Todo el mundo pone primero el vino bueno y, cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.

Este fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea; así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él.

REFLEXIÓN

Juan llama <<signo>> al contenido de este relato. Es el primero de los siete que Jesús realiza en este evangelio. Jesús revela su gloria y los discípulos creen en él. El milagro tiene lugar por iniciativa de María, que expone a Jesús la necesidad en la ue se encuentran los nuevos esposos. ¡La madre siempre atenta a las necesidades de sus hijos! A pesar de la respuesta de Jesús, manda a los servidores que hagan lo que él diga.

<<Haced lo que él os diga>>. Con estas palabras María invita a los sirvientes a ponerse a la escucha de Jesús en la certeza de que les va a decir algo. ¡Y así fue! Y aconteció la sobreabundancia de vino, anticipo de la alegría por el encuentro de Dios y del hombre. ¿Cuál es el vino que nos falta en nuestro mundo? ¿El vino de la paz, el de la ternura; el vino de la fe, de la esperanza y del amor; el vino de la verdad…? Cuando faltan estos vinos, la vida queda incolora, inodora e insípida, como el agua.

Haznos , Señor, sensibles y atentos como María a las necesidades de los demás. Que no seamos indiferentes; que no nos lamentemos solo por lo que falta o va mal, sino que arrimemos el hombro en lo que de nosotros dependa.

La Buena Noticia de cada día 2022

Las mejores 23 ideas de capa de Santa Clara de assis | san francisco de  asis, francisco de asis, santa clara de asis

SAN BERNARDO DE CORLEONE – OFM Cap.

Destacado

12 de ENERO

Bernardo, en el siglo Filippo, religioso profeso capuchino, fue un joven irascible y violento, que a la vez se sentía comprometido con los pobres y los oprimidos. Arrepentido de la violencia ejercida en cierta ocasión, ingresó a la edad de 27 años en religión, donde se dedicó al ejercicio de tareas domésticas, mientras vivía cada vez con mayor intensidad en penitencia y alta contemplación. Murió en Palermo. Fue beatificado por Clemente XIII el 15 de mayo de 1768, y canonizado por Juan Pablo II el 10 de junio del 2001.

Capuchinos.

Filippo Latini, que así se llamaba de seglar nuestro santo, nació en Corleone (Sicilia, Italia), el 6 de febrero de 1605. De joven ejerció el oficio de zapatero. Su casa era conocida como «la casa de los santos», porque tanto su padre como sus hermanos eran muy caritativos y virtuosos. Por ello, recibió una buena formación religiosa y moral. Era muy devoto de Cristo crucificado y de la santísima Virgen. Sin embargo, tenía un carácter muy fuerte. En cierta ocasión, tuvo un enfrentamiento con otro joven; después de las palabras pasaron a las manos: ambos desenfundaron la espada y, tras un breve duelo, el otro quedó gravemente herido. Al huir de la justicia humana, buscó refugio en una iglesia, invocando el derecho de asilo, pero, aunque se libró de la justicia humana, no pudo escapar de su conciencia.

En la soledad y en la meditación reflexionó largamente sobre el delito cometido y sobre toda su vida, desperdiciada, inútil y disipada, odiosa a los demás y dañina para su alma, lo más precioso que el hombre posee. Se arrepintió, invocó el perdón de Dios y de los hombres e hizo áspera penitencia. Para reparar sus pecados, con vestidos de penitente decidió tomar el sayal de los Hermanos Menores Capuchinos. Abandonó Corleone, que le recordaba su pasado, y llamó a la puerta del convento de Caltanissetta, en Sicilia, donde fue admitido y tomó el nombre de Bernardo.

Como laico profeso de la orden de los Frailes Menores Capuchinos, fue en verdad un hombre nuevo, decidido a alcanzar una perfección cada vez más alta, con humildad, obediencia y austeridad. En el convento ejerció casi siempre el oficio de cocinero o ayudante de cocina. Además, atendía a los enfermos y realizaba una gran cantidad de trabajos complementarios, con el deseo de ser útil a todos, a los hermanos sobrecargados de trabajo y a los sacerdotes, a los que lavaba la ropa y prestaba otros servicios. Dormía en el suelo, no más de tres horas diarias, y multiplicaba sus ayunos.

Aunque inculto e iletrado, alcanzó las alturas de la contemplación, conoció los más profundos misterios, curó enfermos, distribuyó consuelos y consejos, intercedió con su oración para alcanzar de Dios abundantes gracias para los demás. Esto lo realizó durante treinta y cinco años, hasta su muerte. Su oración asidua, su caridad ferviente, su filial devoción a la Virgen Inmaculada y su acendrada devoción a la Eucaristía -a pesar de las costumbres de aquellos tiempos, recibía la comunión diariamente-, fueron el secreto de su santidad. Se preocupó por conformarse a Cristo crucificado. Tomó en serio el Evangelio y trató siempre de vivirlo con todas sus consecuencias.

Murió el 12 de enero de 1667 en Palermo. Tenía 62 años. El papa Clemente XIII lo beatificó el 15 de mayo de 1768, y Juan Pablo II lo canonizó el 10 de junio del 2001.

NUEVOS HORARIOS 2022

Destacado

Oh alto y glorioso Dios,

ilumina las tinieblas

de mi corazón

y dame fe recta,

esperanza cierta

y caridad perfecta,

sentido y conocimiento,

Señor,

para que cumpla tu santo y veraz mandamiento.

.

HORARIO DE MISAS EN DÍAS LABORABLES

MAÑANAS: 8:00, 10:00, 12:00 HORAS TARDES: 19:30 HORAS

HORARIO DE MISAS EN DOMINGOS Y FESTIVOS:

MAÑANAS: 10:00, 11:00 (Familias), 12:00 (Parroquial) y 13:00 (Jóvenes) HORAS TARDES: 19:30 HORAS

A partir del 1 de enero de 2022 se suprimen los días laborables la misa de 13:00 y los festivos la misa de 08:00 horas.

EL REZO DEL SANTO ROSARIO: Todos los días de la semana a las 19:00 horas.

FUNERALES se celebrarán a las 20:15 horas de Lunes a Viernes. Consultar en la portería.

CONFESIONES:

Días laborables:

Mañanas: 09:30 a 10:00 horas

11:00 a 12:00 horas.

Tardes: 18:30 a 19:30 horas

Domingos y festivos: Media hora antes de las eucaristías.

TRABAJADORA SOCIAL:

Martes, y jueves de 9:30 a 13:00 horas

Puede contactar por teléfono: 915 346 407.

PORTERIA DEL CONVENTO:

Lunes a Sábado:

Mañanas: 9:30 a 13:00 Tardes: 17:00 a 20:00 horas.

Domingos y festivos:

Mañanas: 10:00 a 13:00 Tardes: 17:30 a 20:00 horas.

DISPENSARIO SAN ANTONIO – C/ Jaén, 3

Lunes a Viernes:

Mañanas: 9:00 a 12:00 Tardes: 17:00 a 19:00 horas.

( consultas PEDIR CITA al teléfono 915 538 896)

DESPACHO PARROQUIAL

Lunes, jueves y viernes de 12:00 a 13:00 horas

Martes y miércoles de 19:00 a 20:00 horas

Para concertar cita llamar al 915 346 407 de lunes a viernes.

COVID-19

USO OBLIGATORIO DE MASCARILLA EN TODO MOMENTO. SOLO SE PUEDE RETIRAR PARA LA COMUNIÓN.

LA COMUNIÓN EN LA MANO.

UTILICEN EL GEL A SU DISPOSICION.

MANTENGA LA DISTANCIA DE SEGURIDAD.

DOMINGO: IV DE ADVIENTO – 19/12/2021

Destacado

Primera lectura: Miqueas 5,1-4a

Esto dice el Señor:

-Y tú, Belén Efratá, pequeña entre los clanes de Judá, de ti voy a sacar al que ha de gobernar Israel; sus orígenes son de antaño, de tiempos inmemoriales. Por eso, los entregará hasta que dé a luz la que debe dar a luz, junto con los hijos de Israel. Se mantendrá firme, pastoreará con la fuerza del Señor, con el dominio del nombre del Señor, su Dios; se instalarán, ya que el Señor se hará grande hasta el confín de la tierra. Él mismo será la paz.

Salmo 79

R/. Oh, Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve.

Tú tienes palabras de vida eterna

Pastor de Israel, escucha, tú que te sientas sobre querubines, resplandece; despierta tu poder y ven a salvarnos. R/.

Dios del universo, vuélvete: mira desde el cielo, fíjate, ven a visitar tu viña. Cuida la cepa que tu diestra plantó y al hijo del hombre que tú has fortalecido R/.

Que tu mano proteja a tu escogido, al hombre que tú fortaleciste. No nos alejaremos de ti: danos vida, para que invoquemos tu nombre. R/.

.

Segunda lectura: Hebreos 10,5-10

Hermanos:

Al entrar Cristo en el mundo dice:

Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, pero me formaste un cuerpo; no aceptaste holocaustos ni víctimas expiatorias. Entonces yo dije: He aquí que vengo -pues así esta escrito en el comienzo del libro acerca de mí- para hacer, ¡oh Dios!, tu voluntad.

Primero dice: <<Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, ni holocaustos, ni víctimas .expiatorias>>, que se ofrecen según la ley. Después añade: <<He aquí que vengo para hacer tu voluntad>>. Niega lo primero, para afirmar lo segundo. Y conforme a esa voluntad todos quedamos santificados por la oblación del cuerpo de Jesucristo, hecha una vez para siempre

Evangelio: Lucas 1,39-45

Pin on FE DIOS

En aquellos mismo días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. se llenó Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamo:

– ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá.

REFLEXIÓN

María se puso en camino deprisa para asistir a Isabel en su embarazo y compartir con ella la alegría del hijo. La caridad no espera; hay que ponerse inmediatamente en camino. Isabel exalta la fe de María, porque su <<sí>> es señal de su plena confianza en Dios. el premio es el cumplimiento de la Palabra en ella. Ha sabido escuchar a Dios; ha guardado su Palabra dentro de su corazón: la ha meditado; la ha puesto en práctica cumpliendo fielmente su vocación. María es modelo de creyente.

Ante tanta promesa incumplida, Dios siempre cumple sus promesas. Se cumplen las bienaventuranzas, se cumple el amor y el perdón, se cumple que es más feliz quien más da, que es más grande el que más sirve, que es más importante el que más ama. La visita de María a Isabel no debe servir de acicate a centrarnos en el servicio y la ayuda, y, a la vez, alegrarnos porque Dios siempre cumple las promesas. ¿Cómo podemos ayudar a los que me necesitan? ¿podemos cantar, con María, que somos felices porque creemos en Dios?

Señor, gracias porque también a mí me has visitado a través de las personas que me han transmitido la fe. Hoy te pido por tantos que, como tu madre María, te llevan a otras personas, los que con sus palabras y sus gestos hacen posible que otros te conozcan, especialmente los misioneros. Que sepa acoger a los que hablan de ti y que te busque donde te dejas encontrar.

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

DOMINGO: III DE ADVIENTO – 12/12/2021

Destacado

Primera lectura: Sofonías 3,14-18a

Alégrate hija de Sión, grita de gozo Israel, regocíjate y disfruta con todo tu ser, hija de Jerusalén. El Señor ha revocado tu sentencia, ha expulsdo a u enemigo. El rey de Israel, el Señor, está en medio de ti, no temas mal alguno. Aquel día se dirá a Jerusalén: <<¡No temas! ¡Sion, no desfallezcas!>>. El Señor tu Dios está en medio de ti, valiente y salvador; se alegra y goza contigo, te renueva con su amor; exulta y se alegra contigo como en día de fiesta.

Salmo Isaías 12,2-3.4b-6

R/. Gritad jubilosos, porque es grande en medio de ti el Santo de Israel.

Tú tienes palabras de vida eterna

El es mi Dios y Salvador: confiaré yno temeré, porque mi fuerza y mi poder es el Señor, él fue mi salvación. Y sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación. R/.

Dad gracias al Señor, invocad su nombre, contad a los pueblos sus hazañas, proclamad que su nombre es excelso. R/.

Tañed para el Señor, que hizo proezas, anunciadlas a toda la tierra; gritad jubilosos, habitantes de Sion, porque es grande en medio de ti el Santo de Israel. R/.

.

Segunda lectura: Filipenses 4,4-7

Hermanos:

Alegraos siempre en el Señor; os lo repito, alegraos. Que vuestra mesura la conozca todo el mundo. El Señor está cerca. Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y en la súplica, con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios. Y la paz de Dios, que supera todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Evangelio: Lucas 3,10-18

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan:

– Entonces, ¿qué debemos hacer?

Él contestaba:

-El que tenga dos túnicas, que comparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo.

Vinierton también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron:

Pin de Shally Melendez en Fano | Cantos para niños, Gif de feliz  cumpleaños, Plantillas de fondo de powerpoint

-Maestro, ¿qué debemos hacer nosotros?

Él les contesto:

-No exijáis más de lo establecido.

Unos soldados igualmente le preguntaban:

-Y nosotros ¿qué debemos hacer?

Él les contesto:

-No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie con falsas denuncias, sino contentaos con la paga.

Evangelio 18/08/2019 - Parroquia Nuestra Señora del Carmen

Como el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan les respondió dirigiéndose a todos:

-Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego; en su mano tiene bieldo para aventar su parva, reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga.

Con estas y otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo el Evangelio.

REFLEXIÓN

Juan no se anuncia a si mismo como el esperado, sino que anuncia al otro. Su misión es limpiar el camino. Además, orienta en acciones concretas los caminos que habrá que enderezar, según los caminos de Dios. Lo hace partiendo de la vida normal y la situación personal de cada uno. Los compromisos concretos a los que nos llama el profeta Juan son el compartir, ser honestos, ser justos, no defraudar, ser sobrios, todo muy actual. Son los valores imprescindibles de una existencia plenamente humana y auténticamente cristiana. ¡Convertíos! Es la síntesis del mensaje del Bautista.

¿Qué debemos hacer? Lo mismo debemos preguntarnos hoy nosotros en este tiempo concreto y en la situación que cada uno vive. ¿Qué hacer para superar la mediocridad, el ir tirando, en hacer lo mínimo de nuestra vida cristiana y ser mejores discípulos de Jesús? ¿Qué le diría hoy Juan a un padre de familia, a un político, a un joven, a un religioso, a ti…? La liturgia de este tercer domingo de Adviento nos ayuda a descubrir, nuevamente, una dimensión particular de la conversión: la alegría. Quien se convierte y se acerca al Señor, experimenta la alegría.

Señor, hoy a través de Juan el Bautista nos propones unas actitudes muy concretas en nuestra vida. En la fiesta de la Navidad celebramos que Tú sales a nuestro encuentro y te haces cercan a nosotros. Hoy la plegaria que te dirigimos es para que nos abramos y nos acerquemos a los que necesitan de nosotros. Virgen del adviento, dinos lo que tenemos que hacer para dejarnos transformar por tu Hijo.

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

DOMINGO: II DE ADVIENTO – 05/12/2021

Destacado

Primera lectura: Baruc, 5,1-9

Jerusalén, despójate del vestido de luto y aflicción que llevas, y vístete las glas perpetuas de la gloria que Dios te concede. Envuélvete ahora en el manto de la justicia de Dios, y ponte en la cabeza la diadema de la gloria del Eterno, porque Dios mostrará tu esplendor a cuantos habitan bajo el cielo. Dios te dará un nombre para siempre: <<Paz en la justicia>> y <<Gloria en la piedad>>. En pie, Jerusalén, sube a la altura, mira hacia el oriente y contempla a tus hijos: el Santo los reúne de oriente a occidente y llegan gozosos invocando a su Dios. A pie tuvieron que partir, conducidos por el enemigo pero Dios te los traerá con gloria como llevados en carroza real. Dios ha mandado rebajarse a todos los montes elevados y a todas las colinas encumbradas; ha mandado rellenarse a los barrancos hasta hacer que el suelo se nivele, para que Israel camine seguro, guiado por la gloria de Dios. Ha mandado a los bosques y a los árboles aromáticos que den sombra a Israel. Porque Dios guiará a Israel con alegría, a la luz de su gloria, con su justicia y su misericordia.

Salmo 125

R/. El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.

Tú tienes palabras de vida eterna

Cuando el Señor hizo volver a los cautivos de Sion, nos parecía soñar: la boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares. R/.

Hasta los gentiles decían: <<El Señor ha estado grande con ellos>>. El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres. R/.

Recoge, Señor, a nuestros cautivos como los torrentes del Negueb. Los que sembraban con lágrimas cosechan entre cantares. R/.

.

Al ir, iba llorando, llevando la semilla; al volver, vuelve cantando, trayendo sus gavillas. R/.

Segunda lectura: Filipenses 1,4-6.8-11

Hermanos:

Siempre que rezo por vosotros, lo hago con gran alegría. Porque habéis sido colaboradores míos en la obra del Evangelio, desde el primer día hasta hoy. Esta es nuestra confianza: que el que ha inaugurado entre vosotros esta buena obra, la llevará adelante hasta el Día de Cristo Jesús.

Testigo me es dios del amor entrañable con que os quiero, en Cristo Jesús. Y esta es mi oración: que vuestro amor siga creciendo más y más en penetración y sensibilidad para apreciar los valores.

Así llegaréis al Día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de justicia, por medio de Cristo Jesús, para gloria y alabanza de Dios.

Evangelio: Lucas 3,1-6

En el año decimoquinto del imperio del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea y su hermano Filio tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanio tetrarca de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.

Preparen el camino del Señor… (Lucas 3,1-6) | Ecos de la Palabra

Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías:

Voz del que grita en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; los valles serán rellenados, los montes y colinas serán rebajados; lo torcido será enderezado, lo escabroso será camino llano.

Y toda carne verá la salvación de Dios.

REFLEXIÓN

Lucas sitúa a Jesús y a Juan en un momento concreto de la historia para decirnos que son personajes históricos, que vivieron en ese tiempo concreto, bajo el Imperio romano que gobernaba Palestina. Lucas nos presenta a Juan, el último profeta del Antiguo testamento, que exhorta al pueblo a la conversión y su bautismo simboliza la purificación de los pecados. Con Juan, recordamos a todos los profetas que vinieron antes y después que él, heraldos de esperanza.

Hay que prepararse bien para la llegada del Hijo de Dios y Juan nos propone algunas acciones. Tenemos que ver lo que cada uno debemos allanar, enderezar y cambiar en nuestra vida. ¿Cómo nos estamos preparando para la Navidad? Quizás estamos pensando solo en adquirir los regalos con antelación o lo que vamos a comprar para la cena de Nochebuena. compraremos la propuesta de Juan Bautista y la nuestra.

Señor, ayúdanos a preparar tu camino, tu venida, la Navidad. Tú me abres el camino de la conversión. Que me alcance tu palabra, que sepa escucharla, meditarla en el corazón y cumplirla. Ayúdame a rebajar los montes y rellenar los valles, las montañas del orgullo del consumismo, de la rutina Que la aridez del desierto se convierta en vergel.

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

DOMINGO: I DE ADVIENTO – 28/11/2021

Destacado

Primera lectura: Jeremías 33,14-16

Ya llegan días -oráculo del Señor- en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquella hora, suscitaré a David un vástago legítimo que hará justicia y derecho en la tierra. En aquellos días se salvará Judá, y en Jerusalén vivirán tranquilos, y la llamarán así: <<El Señor es nuestra justicia>>.

Salmo 24

R/. A ti, Señor, levanto mi alma.

Tú tienes palabras de vida eterna

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.

El Señor es bueno y recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes R/.

Las sendas del Señor son misericordia y lealtad para los que guardan su alianza y sus mandatos. El Señor se confía a los que lo temen, y les da a conocer su alianza. R/.

.

Segunda lectura: 1 Tesalonicenses 3,12-4,2

Hermanos:

Que el Señor os colme y os haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, lo mismo que nosotros os amamos a vosotros; y que afiance así vuestros corazones, de modo que os presentéis ante Dios, nuestro Padre, santos e irreprochables en la venida de nuestro Señor Jesús con todos sus santos. Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús: ya que habéis aprendido de nosotros cómo comportarse para agradar a Dios; pues comportaos y seguid adelante. Pues ya conocéis las instrucciones que os dimos, en nombre del Señor Jesús.

Evangelio: Lucas 21,25-28.34-36

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

Blog Archives - Parroquia Chimalistac

-Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.

Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas,borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre.

REFLEXIÓN

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Lucas 21, 25-28. 34-36

Iniciamos el primer domingo de Adviento. Es un tiempo oportuno y bueno de preparación a la Natividad del Señor, la Navidad . Es como un escenario nuevo donde se nos habla de las promesas del Señor, del Mesías prometido por los profetas, de la Encarnación del Hijo de Dios, de hacerse uno de nosotros en todo semejante menos en el pecado. Ni la muerte, ni el maligno, ni el final de los tiempos tendrán la última palabra. La última y definitiva palabra se escribe con mayúscula, es el Verbo del Padre, es Jesucristo nacido de mujer, Palabra definitiva del Padre Dios que salva y redime. Esa es la Navidad que nos propone la liturgia.

El evangelista Lucas nos habla hoy del final de los tiempos, de los horrores y desastres naturales, de los miedos de las gentes. A pesar de todos estos acontecimientos, se nos invita a vivir con entereza, como discípulos fieles del Señor, como servidores fieles del Evangelio. La confianza en el Señor, la firmeza en la fe y el amor debe ser nuestra respuesta humilde y continua. como los discípulos de Jesús, aunque torpes y dubitativos en los inicios, tenemos que terminar siendo sus testigos fieles y fiables en nuestro mundo, hoy, ahora y siempre.

Señor Jesús, permítenos con tu gracia estar abiertos a tu venida en este tiempo de Adviento que hoy comenzamos, que nuestra mirada se pose sobre tu venida, ya anunciada por los profetas y cercana en la Navidad de hoy y siempre. Vienes para quedarte. Tú siempre llegas, tú siempre vienes, tú siempre nos regalas tu encarnación, tú siempre nos indicas dónde están nuestros hermanos, tú siempre nos arropas con tu espíritu, tú nos llamas por nuestro nombre y nos envías a anunciar tu Buena Noticia a todos. ¡Gracias, muchas gracias, Señor!

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

DOMINGO: CRISTO REY DEL UNIVERSO – 21/11/2021

Destacado

Primera lectura: Daniel 7,13-14

Seguí mirando. Y en mi visión nocturna vi venir una especie de hijo de hombre entre las nubes del cielo. Avanzó hacia el anciano y llegó hasta su presencia. A él se le dio poder, honor y reino. Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron. Su poder es un poder eterno, no cesará. Su reino no acabará

Salmo 92

R/. El Señor reina, vestido de majestad.

Tú tienes palabras de vida eterna

El Señor reina, vestido de majestad; el Señor, vestido y ceñido de poder. R/.

Así está firme el orbe y no vacila. Tu trono está firme desde siempre, y tú eres eterno., R/.

Tus mandatos son fieles y seguros; la santidad es el adorno de tu casa, Señor, por días sin término. R/.

.

Segunda lectura: Apocalipsis 1,5-8

Jesucristo es el testigo fiel, el primogénito de entre los muertos, el príncipe de los reyes de la tierra. Aquel que nos ama, y nos ha liberado de nuestros pecados con su sangre, y nos ha hecho reino y sacerdotes para Dios, su Padre. A él, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amen.

Mirad: viene entre las nubes. Todo ojo lo verá, también los que lo traspasaron. Por él se lamentarán todos los pueblos de la tierra.

Sí, amén.

Dice el Señor Dios:

-Yo soy el Alfa y la Omega, el que es, el que era y ha de venir, el todopoderoso.

Evangelio: Juan 18,33b-37

En aquel tiempo, Pilato dijo Jesús:

-¿Eres tú el rey de los judíos?

Jesús le contestó:

-¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?

Pilato replicó:

-¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?

23 ideas de CRISTO REY en 2021 | cristo, catolico, fiesta de cristo rey

Jesús le contestó:

-Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habrñia luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.

Pilato le dijo:

-Entonces, ¿tú eres rey?

Jesús le contesto:

-Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.

REFLEXIÓN

Nos colocamos en el escenario de este texto evangélico. Pilato, revestido de poder en el Imperio romano, pregunta a Jesús si es rey. Pilato está pensando en el emperador que él representa y vierte esa visión sobre Jesús, en una pregunta interesada y capciosa, pues los judíos piden la muerte de Jesús y él no se atreve a condenarlo, pues no encuentra motivos justificados para hacerlo. Pero al mismo tiempo, guarda la ropa, al lavarse las manos y no defender con firmeza la inocencia de Jesús, deja las puertas abiertas para que pueda ser ejecutado y muerto.

La realeza de Jesús es diferente, no está basada en el poder temporal de este mundo, en un ejército que lo defienda y aplaste a sus enemigos. No, su realeza está en la verdad, en el servicio a los más humildes y débiles, en el amor a todos, en indicarnos como es su Padre. Su mandamiento no es el <<diente por diente y ojo por ojo>> a la antigua usanza, sino el <<amaos unos a otros, como yo os he amado>>. Y esto desconcierta, pues el eje ya no es el poder, la fuerza, el aplastamiento, sino el amor, el perdón, la misericordia, la fraternidad. esa debe ser también nuestra realeza desde el día feliz de nuestro bautismo, desde nuestro ser tus discípulos y seguidores.

Señor Jesús, ejecutado con muerte injusta de cruz, pero resucitado por el Padre, nos entregas como testamento estas palabras finales: <<Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen>> (Lc 23,34), que nos dicen a las claras cómo vives y ejercitas tu realeza: desde el amor, desde la misericordia, desde perdonar y olvidar nuestras miserias y pecados, desde el señorío del servicio. ¡Gracias, Señor, porque nos regalas también esa realeza al invitarnos a seguir tus huellas como discípulos!

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

DOMINGO: XXXIII TIEMPO ORDINARIO – 14/11/2021

Destacado

Primera lectura: Daniel 12,1-3

Por aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que se ocupa de los hijos de tu pueblo; serán tiempos difíciles como no los ha habido desde que hubo naciones hasta ahora. Entonces se salvará tu pueblo: todos los que se encuentran inscritos en el libro. Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán: unos para vida eterna, otros para vergüenza e ignominia perpetua. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad

Salmo 15

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.

Tú tienes palabras de vida eterna

El Señor es el lote de mi heredad y mi copa, mi suerte está en tu mano. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré R/.

Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa esperanzada. Porque no me abandonarás en la región de los muertos ni dejarás a tu fiel ver la corrupción. R/.

Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha R/.

.

Segunda lectura: Hebreos 10,11-14.18

Todo sacerdote ejerce su ministerio diariamente ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, porque de ningún modo pueden borrar los pecados. Pero Cristo, después de haber ofrecido por los pecados un único sacrificio, está sentado para siempre jamás a la derecha de Dios y espera el tiempo que falta hasta que sus enemigos sean puestos como estrado de sus pies. Con una sola ofrenda ha perfeccionado definitivamente a los que van siendo santificados.

Ahora bien, donde hay perdón, no hay ya ofrenda por los pecados.

Evangelio: Marcos 13,24-32

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

MARCOS 12-13 |

-En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y gloria; enviará a los ángeles y reunirá a sus elegidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo. Aprended de esta parábola de la higuera: cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros que esto sucede, sabed que él está cerca, a la puerta. En vedad os digo que no pasará esta generación sin que todo suceda. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. En cuanto al día y la hora, nadie lo conoce, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, solo el Padre.

REFLEXIÓN

El texto del evangelio de hoy y en una perspectiva escatológica (fin de los tiempos), nos sitúa en la venida final del Hijo del hombre, que llegará con gran poder y gloria. Solo el Padre conoce el momento y la hora. Invita a los discípulos a no especular y estar nerviosos, sino a dedicarse al anuncio de la Buena Noticia y a vivirla en intensidad y esperanza, a compartirla con todos. Jesús es el modelo, sus huellas nos marcan las pistas que recorrer, los hermanos que socorrer, los valores que vivir y anunciar. Lo importante es no equivocar el horizonte, las metas que conseguir, los hermanos que atender, la Buena Noticia que vivir y comunicar.

Jesús ya ha venido, viene en su Espíritu que nos regala continuamente, y vendrá al final de nuestra existencia, del mundo, como Juez misericordioso y bueno, abriéndonos de par en par las puertas de su Casa Grande del Cielo para darnos el abrazo definitivo que nos incorporará en su familia para siempre, en la felicidad sin fin. ¡Que maravilla!

Gracias, Señor, porque con tu amor y misericordia siempre acompañas y fortaleces. Al principio de los principios, siempre has estado y estas tú, y al final de los finales siempre estarás tú. Y estarás como el Padre que abraza y bendice, como el Padre que nos muestra a los otros hermanos, como el Padre que nos brinda su amor y para siempre, en tu casa que también quieres que sea nuestra casa. ¡Gracias, muchas gracias!

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

Destacado

VIRGEN DE LA ALMUDENA – 9 DE NOVIEMBRE

9 de noviembre - Virgen de la Almudena

Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que hayas dejado de escuchar a nadie que te haya pedido ayuda. Animado con esta confianza, también yo acudo a ti, oh Madre, Virgen de las vírgenes; y, aunque dolido por el peso de mis culpas, me atrevo a presentarme ante ti. No desoigas mis súplicas, Madre de Dios y mía, antes bien, inclina a ellas tus oídos y dígnate atenderlas favorablemente. Amén

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Virgen de la Almudena - Wikipedia, la enciclopedia libre

DOMINGO: XXXII TIEMPO ORDINARIO – 07/11/2021

Destacado

Primera lectura: Reyes 17,10-16

En aquellos días, se alzó el profeta Elía y fue a Sarepta. Traspasaba la puerta de la ciudad en el momento en el que una mujer viuda recogía por allí leña. Elías la llamó y le dijo:

-Tráeme un poco de agua en el jarro, por favor, y beberé.

Cuando ella fue a traérsela, él volvió a gritarle:

-Tráeme, por favor, en tu mano un trozo de pan.

Ella respondió:

-Vive el Señor, tu Dios, que no me queda pan cocido; solo un puñado de harina en la orza y un poco de aceite en la alcuza. Estoy recogiendo un par de palos, entraré y prepararé el pan para mí y mi hijo, lo comeremos y luego moriremos.

Pero Elías le dijo:

-No temas. Entra y haz como has dicho, pero antes prepárame con la harina una pequeña torta y tráemela. Para ti y tu hijo la harás después. Porque así dice el Señor, Dios de Israel:

La orza de harina no se vaciará la alcuza de aceite no se agotará hasta el día en que el Señor conceda lluvias sobre la tierra.

Ella se fue y obró según la palabra de Elías, y comiendo él, ella y su familia. Por mucho tiempo la orza de harina no se vació ni la alcuza de aceite se agotó, según la palabra que había pronunciado el Señor por boca de Elías.

Salmo 145

R/. Alaba, alma mía, al Señor.

Tú tienes palabras de vida eterna

El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente, hace justicia a los oprimidos, da pan a los hambrientos. El Señor liberta a los cautivos R/.

El Señor abre los ojos al ciego, el Señor endereza a los que ya se doblan, el Señor ama a los justos. El Señor guarda a los peregrinos. R/.

Sustenta al huérfano y a la viuda y trastorna el camino d elos malvados. El Señor reina eternamente, tu Dios, Sion, de edad en edad. R/.

.

Segunda lectura: Hebreos 9,24-28

Cristo entró no en un santuario construido por hombres, imagen del auténtico, sino en el mismo cielo, para ponerse ante Dios, intercediendo por nosotros. Tampoco se ofrece a sí mismo muchas veces como el sumo sacerdote, que entraba en el santuario todos los años y orecía sangre ajena. Si hubiese sido así, tendría que haber padecido muchas veces, desde la fundación del mundo. De hecho, él se ha manifestado una sola vez, al final de los tiempos, para destruir el pecado con el sacrificio de sí mismo. Por cuanto el destino de los hombres es morir una sola vez; y después de la muerte, el juicio. De la misma manera, Cristo se ofreció una sola vez para quitar los pecados de todos. La segunda vez parecerá, sin ninguna relación al pecado, para salvar a los que lo esperan.

Evangelio: Marcos 12,38-44

En aquel tiempo, Jesús, instruyendo al gentío, les decía:

-¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en las plazas, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; devoran los bienes de las viudas y aparentan hacer largas oraciones. Esos recibirán una condenación más rigurosa.

Un pequeño detalle

Estando Jesús sentado enfrente del tesoro del templo, observaba a ala gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban mucho; se acercó una viuda pobre y echço dos monedillas, es decir, un cuadrante. Llamando a sus discípulos, les dijo:

– En verdad os digo que esta viuda pobre ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero esta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.

REFLEXIÓN

Jesús instruye a los discípulos y a la gente que le sigue. Denuncia a los maestros de la ley, que no aceptan la Buena Noticia, que viven y proponen una doctrina hipócrita donde privilegian las apariencias, los aplausos fáciles y aduladores, pero no entran en el corazón de las cosas, en el mensaje de Jesús. Aparentan lo que no son, se aprovechan de los pobres e indefensos, y se autoproclaman los puros y perfectos, los que no necesitan cambiar de vida, los adoradores de la ley en su literalidad más rancia sin dejarse tocar y cambiar por la predicación y persona de Jesús.

De ninguna forma puede ser esa nuestra postura cristiana como discípulos de Jesús. La hipocresía, las caretas, el afán de dominar, el manipular a los pobres y débiles, deben ser tirados a la basura, no sirven para el seguimiento de Jesús y el servicio a los hermanos. No servían en tiempos de Jesús, y tampoco sirven hoy. La Buena Noticia de Jesús debe transformar nuestras vidas y dirigirlas como la de Jesús a los demás, a los buscadores de Dios, a los hambrientos de vida auténtica.

Señor, no permitas que caigamos en la trampa antievangélica de cultivar las apariencias, la hipocresía, el desprecio a los débiles, el postergar a nadie para triunfar nosotros, el dar la espalda a tu Buena Noticia, el fabricar ídolos propios y a nuestra medida sobre el poder, el dinero, el sexo, los aplausos falsos y consentidos para apuntalar nuestras hipocresías e infidelidades. Regálanos tu Espíritu para ser buenos testigos y servidores , hoy y ahora. Permítenos llegar a ser coherentes y auténticos, hoy, mañana y siempre. La viuda pobre del evangelio de hoy es un modelo estupendo de autenticidad, confianza y generosidad. ¡Gracias, Señor!

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia

DOMINGO: XXXI TIEMPO ORDINARIO – 31/10/2021

Destacado

Primera lectura: Deuteronomio 6,2-6

Moisés habló al pueblo diciendo:

-Teme al Señor, tu Dios, tú, tus hijos y tus nietos, observando todos sus mandatos y preceptos, que yo te mando, todos los días de tu vida, a fin de que ser prolonguen tus días. Escucha, pues, Israel, y esmérate en practicarlos, a fin de que te vaya bien y te multipliques, como te prometió el Señor, Dios de tus padres, en la tierra que mana leche y miel.

Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Estas palabras que yo te mando hoy estarán en tu corazón.

Salmo 17

R/. Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza.

Tú tienes palabras de vida eterna

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza; Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador. R/.

Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoco al Señor de mi alabanza y quedo libre de mis enemigos. R/.

Viva el Señor, bendita sea mi Roca, sea ensalzado mi Dios y Salvador: Tú diste gran victoria a tu rey, tuviste misericordia de tu ungido.. R/.

.

Segunda lectura: Hebreos 7,23-28

Hermanos:

De aquellos ha habido multitud de sacerdotes, porque la muerte les impedía permanecer; en cambio, este, como permanece para siempre, tiene el sacerdocio que no pasa. De ahí que puede salvar definitivamente a los que se acercan a Dios por medio de él, pues vive siempre para interceder a favor de ellos.

Y tal convenía que fuese nuestro sumo sacerdote: santo, inocente, sin mancha, separado de los pecadores y encumbrado sobre el cielo. Él no necesita ofrecer sacrificios cada día como los sumos sacerdotes, que ofrecían primero por los propios pecados, después por los del pueblo, porque lo hizo de una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. En efecto, la ley hace sumos sacerdotes a hombres llenos de debilidades. En cambio, la palabra del juramento, posterior a la ley, consagra al Hijo, perfecto para siempre.

Evangelio: Marcos 12,28b-34

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:

-¿Qué mandamiento es el primero de todos?

Respondió Jesús:

Católica TV. Sucre - Bolivia - ⛪️ EVANGELIO DEL DOMINGO 25 DE OCTUBRE. Amar  a Dios, amarnos y amar a los demás. Nadie puede dar lo que no tiene. Y es  que

– El primero es: Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. El segundo es este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay mandamiento mayor que estos.

El escriba replicó:

-Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios.

Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:

-No estás lejos del reino de Dios.

Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

REFLEXIÓN

Un escriba, quizá abrumado por el peso de las leyes y preceptos que la tradición de Israel había sumado a la Alianza con Yahvé, entabla un diálogo con Jesús. Jesús recuerda el criterio bíblico del Antiguo Testamento: lo importante es el amor de Dios y el amor al prójimo. Pero pone una novedad: la relación y dependencia entre el amor a Dios y al prójimo. Es decir, no se puede amar a Dios si no se ama al prójimo.

No cabe duda de que el amor es la norma suprema del cristiano, hasta el punto de que todo lo demás, incluso el culto que ofrecemos a Dios, carece de valor si no expresa amor al Señor y al hermano. Es este un pasaje que cuestiona profundamente nuestra adhesión a Jesucristo y el modo como estamos viviendo nuestro compromiso cristiano, porque, a veces, estamos más acostumbrados a cumplir normas que a contrastar la vida con el Evangelio.

Señor, no vale con amar al otro como a mí mismo. Nos pides amar como tú nos has amado; nos llevas a amar desde la dinámica del amor trinitario. Sumérgenos en el corazón de Dios para que , experimentando su vida, podamos vivir amando como tú nos has amado.

La Buena Noticia de cada día 2021

Francisco y Clara camino de misericordia